El tapado en el casting del Barça para reemplazar a Neymar

stop

El club tiene a los 'sabuesos' de la dirección deportiva manos a la obra

Neymar celebra con Luis Suárez uno de sus dos goles al Atlético en el Camp Nou | EFE

21 de junio de 2016 (19:06 CET)

Nadie en el Barça piensa seriamente que Neymar pueda dejar el club este verano. Sin embargo, varias fuentes consultadas por GOL coinciden en señalar que están "preocupados" por las últimas noticias que han llegado relativas al futuro del astro brasileño. Al parecer, su padre sería partidario de un cambio de aires por varios motivos, entre los que destaca el económico. En el caso de que esto ocurriese, el club debería moverse con agilidad. Ahí entra la dirección deportiva.

El sabueso Robert Fernández está rastreando el mercado en busca de alternativas, cosa que avanzó este diario antes que nadie. Uno de los preferidos, como también avanzó GOL, es Antoine Griezmann, un jugador que gusta mucho a Luis Enrique a pesar de que no acaba de encajar en el perfil de extremo izquierdo. Sin embargo, es un jugador rápido, que podría ocupar esa banda.

Un perfil similar, aunque todavía menos ofensivo, que también está sonando es el de Eden Hazard. El centrocampista del Chelsea también se desenvuelve bien por la banda izquierda, pero adolece de la profundidad de un extremo. Ninguno de los dos aportarían tantas soluciones como Neymar.

El elegido sería Douglas Costa

Muchos otros nombres han salido a la luz. El que más gusta es el de Paulo Dybala, de la Juventus. El joven delantero, de 22 años, es ideal salvo por una cosa demasiado importante: es zurdo y su zona de juego recuerda mucho a la de Messi: por el centro o partiendo desde la banda derecha. Por tanto, por mucho futuro que tenga, chocaría con el astro argentino.

El verdadero tapado es Douglas Costa. Un jugador que sí que se adaptaría perfectamente para jugar por la banda izquierda, con una técnica exquisita, velocidad, regate, desborde, profundidad... Es posiblemente el jugador más parecido a Neymar del mercado, aunque tiene menos gol. Tiene 25 años y el Bayern pagó 30 millones por él el verano pasado. No lo dejarán escapar por menos del doble de lo que costó: unos 60 millones de euros. No es tanto si el Barça ingresa 190 por Ney.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad