Phillippe Coutinho puede ser la chispa que provoque una explosión en el vestuario del FC Barcelona | EFE

El sueldo de Coutinho desata una guerra en el Barcelona

stop

La llegada del brasileño provoca un terremoto

10 de noviembre de 2017 (13:08 CET)

Lío a la vista. Cada vez suenan con más fuerza los rumores acerca del fichaje de Phillippe Coutinho por parte del FC Barcelona.

Después de un verano con tira y aflojas incesantes, la cercanía del mercado invernal ha vuelto a activar la maquinaria que coloca al brasileño en el conjunto azulgrana.

Negociaciones

Apuntan el diario Sport  que las posturas del jugador y del club culé están muy cerca y que el siguiente paso es convencer al Liverpool. Los reds llegaron a pedir en verano hasta 200 millones de euros por el centrocampista –parecía más una forma de dar largas a Josep Maria Bartomeu que de negociar-, pero según el rotativo los británicos han rebajado hasta los 150 la cifra para empezar a negociar.

Los catalanes, por su parte, parten con 80 millones más 30 en variables sobre la mesa. Asimismo, parece que el traspaso podría rondar finalmente los 120 ‘kilos’.

Pero el asunto que más está dando que hablar en el vestuario de Ernesto Valverde no es tanto la llegada del carioca y lo que se pague por él como el sueldo que tendrá.

Según las informaciones consultadas, la propuesta para el jugador por parte del Barça no varía respecto a lo que ofrecían en verano.

Polvorín a punto de estallar

En caso de que el brasileño acepte y de que el traspaso llegara a buen término, el ex del Espanyol pasaría a estar entre los mejor pagados del equipo, solo por detrás de Leo Messi y por encima de Luis Suárez.

Mientras la operación no se produzca será todo una balsa de aceite, pero si ocurre puede ser que jugadores como Sergi Roberto, Andrés Iniesta o el propio Suárez estallen. Sobre todo los dos primeros.

A Iniesta lo tuvieron los dirigentes en vilo durante meses con su renovación por cuestiones salariales, mientras que la oferta de renovación a Roberto ni se acerca a las pretensiones del canterano. Ninguno de los dos entenderá las concesiones que le puedan hacer al recién llegado después de lo que ellos dieron, dan y darán por el club. El lío estará servido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad