El sonrojante traspaso de Claudio Bravo al Manchester City autorizado por el Barça

stop

El club catalán ata a Jasper Cillessen para reemplazar a un futbolista apreciado por la afición y el vestuario

Claudio Bravo durante el Barça-Betis (6-2), su último partido con la camiseta azulgrana | EFE

21 de agosto de 2016 (11:26 CET)

Claudio Bravo (33 años) se va del Barça por la puerta grande, aunque protagonizando una operación que no deja muy bien al FC Barcelona. La entidad catalana ha vuelto a demostrar sus malos dotes como parte vendedora ya que dejará escapar al portero titular de Luis Enrique en Liga durante las dos últimas temporadas a cambio de tan solo 16 millones de euros fijos.

La cantidad, con algunos variables de supuesto fácil cumplimiento, podría ampliarse a 20 millones de euros, la mitad de la cláusula de rescisión que se fijó en su día para evitar una salida anterior a la finalización de contrato (2018). Además de solvente en su posición, el chileno es un jugador apreciado en el vestuario y aplaudido por la afición. Por ello chirrían las facilidades que le han puesto para abandonar la disciplina del club azulgrana, aspecto que ya ha reconocido hasta el secretario técnico del club, Robert Fernández.

Permiso especial

El primer encuentro de Liga contra el Betis fue el último de Bravo con la camiseta azulgrana. Este domingo, recibió permiso especial para no ejercitarse con el resto de la plantilla y terminar de ultimar los detalles de su nuevo contrato con el Manchester City de Pep Guardiola.

El técnico catalán vuelve a pescar en su club de toda la vida, debilitándolo, como hizo con Thiago Alcántara en 2013. Sin embargo, el Barça ya tiene atado al sustituto de Bravo. Se trata del actual portero del Ajax, Jasper Cillessen (27 años), que llegará al club azulgrana a cambio de 13 millones de euros para ser, teóricamente, el suplente de Marc-André ter Stegen (24).  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad