El show de Piqué tiene consecuencias en el Barça 

stop

El crack provoca reacciones sin precedentes 

La lista que pone en entredicho el futuro de Gerard Piqué en el Barça | EFE

09 de enero de 2017 (11:34 CET)

¡En todos los charcos! Gerard Piqué es con diferencia el jugador más polémico del FC Barcelona. El veterano azulgrana siente los colores como nadie, por lo que extrapola la rivalidad más allá del verde.

El catalán se moja siempre que puede y tiene una especie de imán para avivar fuegos. Tuits incendiarios, declaraciones subidas de tono, imágenes provocativas, pullas envenenadas, vaciladas desmedidas, etc. Gerard tiene un amplio abanico a sus espaldas.

Increpa a Javier Tebas

Sin embargo, el pasado domingo en el Madrigal volvió a superarse. Tras un arbitraje que no favoreció a ninguna de los dos equipos, aunque especialmente al Barça, el cuadro de Luis Enrique Martínez se llevó el empate de Villarreal.

El árbitro no señaló dos manos más que claras dentro del área culé y Piqué no dudó en recriminarle al colegiado sus fallos.

Aun así, aquí no quedó todo. Al finalizar el encuentro, el central azulgrana se acercó al palco para increpar a Javier Tebas. "¿Lo has visto? Sí, tú, tú, ¿lo has visto?", dijo el jugador al presidente de La Liga, tal como informó RAC1.

En el punto de mira

Como era de esperar, la reacción de Gerard lo ha situado en el ojo del huracán. En la resaca del partido no se habla de nada más.

Y es que esta actuación tan sonada también ha generado reacciones dentro de la caseta barcelonista.

La acusación pública a Tebas no ha sentado nada bien en el seno del club catalán. El contenido del mensaje es compartido por sus compañeros, ya que el arbitraje fue de escándalo, pero sin embargo el modo es criticado.

El Barça busca pasar desapercibido en los despachos, por lo que esta acción de Piqué no pasará sin consecuencias. Desde el club azulgrana se considera que Gerard estuvo desacertado, ya que estos comportamientos no van ligados a los valores que intenta transmitir la entidad.

Un listado de antecedentes

De hecho, no es la primera vez. Por lo que el central vuelve a avivar el fuego. Se mete en todos los charcos. Y es que el malestar es tal, ya que el catalán es imagen del cuadro culé, por lo que debe dar ejemplo.

Esta actitud es impropia de un jugador profesional; debe dar ejemplo en el césped y dejar que sea la directiva quien resuelva las polémicas y los temas de despacho.

Piqué traspasó, de nuevo, su rol y puso al Barça en el punto de mira. Conducido por el impulso y por su ego volvió a fallar. El malestar se palpa. Señalado una vez más.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad