El secreto que Neymar esconde a Leo Messi (y el ataque de celos de Cristiano Ronaldo)

stop

El brasileño pone patas arriba el Camp Nou

Motín en el vestuario del Barça contra Messi: "Yo no me voy"

04 de marzo de 2017 (23:06 CET)

Sensacional. Colosal. Descomunal. Asombroso. Neymar da Silva concretó una de sus mejores noches desde que está en el FC Barcelona. El futbolista hizo lo que quiso con la defensa del Celta.

Sus aportaciones fueron de lo mejor de la temporada en el Camp Nou. Su gol, una delicia. Fue el segundo de la goleada a los gallegos (5-0). Messi (2), Rakitic y Samuel Umtiti redondearon el resultado. Las sensaciones no pudieron ser mejores de cara al próximo miércoles. El sueño de la remontada es posible.

Con este tanto, el atacante acumula doce goles y 19 asistencias en 33 partidos disputados esta temporada.

El brasileño abandonó el terreno de juego en el minuto 70 con todo resuelto. Luis Enrique le dio descanso pensando en el Paris Saint Germain. Si el delantero mantiene el estado de forma, ya pueden temblar los franceses.

Otro paso adelante

El año del carioca no está pasando desapercibido para nadie. Poco a poco va adquiriendo galones. La portería estaba siendo la única asignatura pendiente. Ya no. Este sábado firmó una obra de arte.

Los grandes de Europa siempre le pretendieron y ahora tres grandes irán a por todas. Manchester United, Manchester City y PSG tienen un cheque en blanco para Neymar.  

El gran deseo siempre fue el argentino, pero al albiceleste nadie lo saca del Barça. Los más poderosos lo saben y ya no pelean por hacerse con sus servicios como lo hacen por el '11' culé.

Le prometen ser el número 1. En el Barça siempre lo será Messi y nunca podrá terminar de crecer. Sí en otro club, lejos del canterano.

Futuro dorado

Será el máximo crack europeo en poco tiempo. El de Rosario, en cambio, tarde o temprano empezará su declive. La sensación ahora es Ney.

El de la canarinha lo mantiene en secreto. No quiere hacerlo público y evitar así cualquier problema en el vestuario. Aún. En verano, cuando termine la temporada, todo se verá. cuando conozca el nuevo proyecto será el momento de tomar decisiones.

Mientras tanto, Cristiano Ronaldo se muere de celos. El portugués no es lo que era y tampoco lo será nunca más.

Los clubes importantes ya no quieren pagar por un jugador que ya perdió todo lo que le convirtió en un crack. Prefieren pagar 300 millones por Neymar que 50 por CR7.

Los mejores días del delantero blanco ya pasaron a mejor vida. Toda su carrera viendo como Messi le pasa la mano por la cara, esperando su momento. Para nada.