El secreto más duro de Andrés Iniesta

stop

El de Fuentealbilla destapa su lado más personal

El pez gordo que viene a por Andrés Iniesta  | EFE

21 de septiembre de 2016 (16:06 CET)

No ha tenido un camino fácil. Aunque pueda parecer que todo es sencillo en la vida de los grandes cracks, la realidad es que el camino está lleno de rosas pero también de espinas. Una de las grandes leyendas del FC Barcelona destapó uno de sus momentos más complicados en el club azulgrana. Andrés Iniesta es un hombre muy entregado al equipo barcelonista, pero sin embargo, mantiene su vida privada en la intimidad. Pocas noticias han trascendido de aspectos extradeportivos, ya que el de Fuentealbilla es un tipo reservado y muy discreto. Siempre correcto.

Sin embargo, no todo ha sido de color de rosa. Con motivo del cumplimiento de los 20 años en la casa culé, Iniesta destapó un episodio muy duro de su vida personal y también profesional. Lo hizo a través de su nuevo libro titulado Andrés Iniesta, la jugada de mi vida. La biografía del gran crack ha sido escrita por los periodistas Ramón Besa y Marcos López y editado por Malpaso. En estas páginas se ha revelado que Don Andrés sufrió una depresión de la que tuvo que tratarse en el 2009. Sin tapujos ni tampoco secretismos, el crack azulgrana desvela los momentos más complicados que ha atravesado. El libro Andrés Iniesta, el genio discreto también revela algunos detalles de aquel duro momento en la vida del crack. 

El golpe definitivo

"De repente uno empieza a encontrarse mal. No sabe por qué, pero un día está mal. Y al siguiente también. Y así, día tras día, no mejoras. El problema es que no sabes lo que realmente está pasándote. Me hacen un montón de pruebas. Todas salen perfectas. Pero mi cuerpo y mi mente se desencuentran, se alejan. Nada produce mayor congoja que no saber las cosas que te pasan… La bola se va haciendo cada vez más grande. Te encuentras mal y la gente que te rodea no lo entiende", narra Iniesta.

Estas sensaciones se atenuaron con el repentino fallecimiento de su compañero y amigo, Dani Jarque. El perico y el culé mantenían una estrecha amistad, por lo que su muerte fue un golpe duro para Andrés. "A partir de ahí empezó mi caída libre hacia un lugar desconocido… Vi el abismo. Y fue entonces cuando le dije al doctor: "No puedo más". No sé cómo explicarlo, pero he comprobado que, cuando la mente y el cuerpo están en una situación tan vulnerable, eres capaz de hacer cualquier cosa. No sé si suena demasiado fuerte, pero "entiendo", entre comillas, a las personas que en un momento dado hacen una locura", comentaba más sincero que nunca Iniesta.

Las declaraciones de Andrés ponen los pelos de punta. Y es que la humildad del centrocampista vuelve a estar en el punto de mira. Chapeau.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad