Leo Messi , Arturo Vidal y Luis Suárez | EFE

El remate final a Florentino Pérez: el Barça tiene una bomba galáctica para Messi (o lo que le faltaba al Real Madrid)

stop

El equipo culé supera al Rayo Vallecano si sigue firme hacia el título

09 de marzo de 2019 (20:22 CET)

El FC Barcelona venció al Rayo Vallecano (3-1) en la 27ª jornada de Liga. Los goles los pusieron Piqué, Messi y Luis Suárez. Para el Rayo anotó el madridista Raúl de Tomás. Con este resultado mantienen la distancia con el segundo clasificado, el Atlético de Madrid, que venció en su partido contra el Leganés, y siguen en su paso firme hacia el título de Liga.

Un choque que, no obstante, dejó algunas nubes en el horizonte. Y si no se va con cuidado, pueden terminar en tormenta. Y al margen de como termine esta temporada, hay parcelas en las que trabajar de cara a la próxima temporada. Este año yahan matado al Real Madrid. Pero el año que viene resucitará, y el equipo necesitará las mejores armas para volver a vencer.

Problemas en defensa para el Barça

El gol de Raúl de Tomás evidenció que en la defensa hay algunas cosas que no funcionan como deberían. Sobre todo en la banda derecha. Y el problema no es nuevo.

Sergi Roberto es un buen lateral para tapar agujeros, pero no termina de cumplir el perfil de carrilero que necesita el Barça. Es decir, un Jordi Alba por la derecha. Y a Nelson Semedo todavía le falta recorrido. Sigue competiendo errores que necesita mejorar. Y precisará tiempo para ello.

El centro del campo necesita relevos

Otra de las zonas en las que el equipo necesita un refuerzo es la del medio centro defensivo. Está claro que Sergio Busquets no puede jugarlo todo. E Ivan Rakitic está más fuera que dentro para la próxima temporada. Y con el Madrid a punto de perpetrar una revolución, al equipo azulgrana le harán falta los mejores refuerzos.

Con la llegada de Frenkie de Jong, en el Barça se han asegurado el futuro de la medular. Ahora quieren acabar de reforzarla y forjar el lateral derecho. Y hay un nombre con el que matarían cerrarían las dos carpetas.

Candidato para todo

Este es Joshua Kimmich, lateral del Bayern de Múnich. El alemán, tras cuatro temporadas en el club bávaro, es titular indiscutible. Pero considera que el proyecto del club de la Bundesliga está en un claro declive y no quiere comerse los años de la transición. Prefiere dar el salto a un club que le garantice luchar por todos los títulos cada temporada.

Kimmich, un 2x1 para el Barça

Por otro lado, el futbolista puede jugar tanto en el lateral derecho como de medio centro defensivo, lo que cubriría a la perfección las necesidades del equipo culé. Además, a sus 24 años acumula mucha experiencia en la élite, mientras que ofrece una proyección espectacular. Con él , Semedo (25) y De Jong (21), el futuro del lateral derecho y del medio centro están asegurados.

Y lo mejor: su precio rondaría los 60 millones de euros. Una cantidad que, teniendo en cuenta todos los factores, se convierte gran oportunidad de mercado.

Cabe decir que sobre la mesa sigue Matthijs de Ligt. La opción del holandés no se ha descartado. En el Barça siguen muy pendientes del central del Ajax, cuyo nombre seguirá marcado en rojo y será el plan B si Kimmich se escapa.

El Barça suma y sigue

En cuanto al partido, Ernesto Valverde recurrió a la rotaciones, pensando ya en el partido contra el Olympique de Lyon del próximo miércoles, correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Champions League. El Txingurri salió con Ter Stegen en la portería, Semedo, Piqué, Umtiti y Jordi Alba; Busquets, Arthur, Arturo Vidal y Coutinho en el centro; y Suárez y Messi en ataque.

El Rayo Vallecano  quiso sacar rendimiento de ello y salió a plantar cara al Barça. Ya estuvieron a punto de dar la campanada en el partido de la primera vuelta, donde iban ganando en el minuto 87’, y salieron con la idea de poner contra las cuerdas a los catalanes. Y lo consiguieron. Raúl de Tomás adelantó a los madrileños en el 24’ tras una buena jugada individual.

Raul de tomas

Pero los blaugrana no se dejaron intimidar. Tardaron, pero igualaron la contienda en el 38’. Piqué anotó con un testarazo.

Gerard Pique Rayo

Hubo que esperar hasta la segunda parte para ver el segundo del Barça. Leo Messi transformó un penalti provocado por Semedo en el 51’. Pero aún con el resultado a favor, el equipo de Valverde no lo tuvo fácil. Media hora tardó el conjunto local en sentenciar el choque. Lo hizo en el minuto 81 tras un gol de Luis Suárez. Y aunque tarde, ahí sí. Con tres puntos más en el saco y una jornada menos de Liga por disputar, el Barça ya empezó a pensar en el partido de la Champions

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad