El PSG interfiere en las relaciones entre Qatar y el Barça

stop

Nasser Al-Khelaifi quiere captar el potencial económico de Qatar Airways en detrimento del club azulgrana

Luis Suárez y Carles Puyol, con los dirigentes de Qatar Airways

12 de mayo de 2016 (21:28 CET)

El contrato que Qatar Airways debía firmar para el patrocinio de la camiseta con el FC Barcelona tiene muchas incógnitas por despejar. Según ha podido conocer GOL, el club blaugrana ha detectado graves interferencias de otros clubes para que el contrato finalmente no se firme y liberar así un suculento bocado que pueda ser aprovechado por los rivales.

Algunas de estas interferencias provienen del club francés París Saint Germain, que tiene los ojos puestos en el capital catarí. "El propietario y presidente del PSG, Nasser Al-Khelaïfi, es íntimo amigo del emir de Qatar, Tamim Al Thani y conocemos que ha habido conversaciones para que no firme con el Barça", explica a este diario una fuente de la dirección culé, confirmando informaciones publicadas en el mes de noviembre que iban en la misma dirección.

El razonamiento del dueño del club galo es que Qatar debería concentrar sus inversiones en el PSG, aunque también extiende luego ese patrocinio al Bayern de Múnich. De momento, el PSG tiene un contrato de patrocinio con Emirates que se extinguirá dentro de dos años. La operación diseñada prevé que en ese momento Qatar Airways ponga el dinero en el club francés, sustituyendo a Emirates, en una operación a medio plazo que cambiaría por completo la estrategia europea del emirato del Golfo.

Intereses económicos y de país

Desde que la nueva junta culé fue elegida en las elecciones del pasado verano, los contactos del PSG con Qatar se multiplicaron, aprovechando el cambio de idea del FC Barcelona. El anterior vicepresidente económico del Barça, Javier Faus, había dejado zanjado prácticamente el tema del patrocinio de la camiseta con un contrato que supondría 60 millones anuales durante cuatro temporadas para las arcas del club. Tras los comicios, Josep Maria Bartomeu decidió pedir un aumento de la asignación y solicitó a los cataríes 100 millones anuales, a lo que los representantes de Qatar Airways se negaron en redondo.

En la cúpula culé se afirma ahora que "las interferencias del PSG han enturbiado todavía más las relaciones con Qatar. Según hemos podido saber, la estrategia pasa por concentrar las inversiones de Qatar Airways en el PSG y en el Bayern en el plazo de dos años. Pero sería el primero el que quiere convertirse en el abanderado del dinero de Qatar, aprovechando la amistad de su presidente con el emir", explica un miembro de la dirección del Barça a este diario.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad