El problema silenciado de Iniesta en el Barça

stop

El futuro deportivo del capitán azulgrana, a debate en el Camp Nou

Iniesta y Bartomeu

11 de mayo de 2016 (11:35 CET)

Andrés Iniesta se siente pletórico. El capitán del Barça es uno de los futbolistas que acabará la temporada con mejores sensaciones personales y está encantado con su protagonismo en el equipo. Respetado en el campo y en el vestuario, donde apenas levanta la voz, el centrocampista internacional espera otro gesto del club en forma de renovación.

El actual contrato de Iniesta con el Barça termina en junio de 2018. Entonces tendrá 34 años y el futbolista ya ha comentado que quiere seguir jugando unos años más. Su modelo es Xavi, que abandonó el Camp Nou con 35 años para iniciar una nueva aventura en Qatar. Él se ve capacitado para jugar hasta los 36 o 37 años en el equipo azulgrana. Iniesta considera que actualmente está en un estado de forma excepcional y los técnicos barcelonistas aseguran que siempre se ha cuidado mucho.

Reunión con el presidente

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, sabe que tarde o temprano tendrá que reunirse con Iniesta. El capitán no es ahora la gran preocupación. Mucho más urgentes son las renovaciones de Neymar y Sergio Busquets. Messi, Suárez y Rakitic también esperan una mejora salarial.

Iniesta cobra, actualmente, unos 18 millones de euros brutos por temporada entre el salario fijo y las variables. El Barça podría ofrecerle dos o tres años más, pero rebajando proporcionalmente su ficha (algunos directivos insisten en este aspecto). GOL, además, ha podido saber que en la junta directiva del Barça valoran la posibilidad de ofrecerle un cargo en el club cuando se retire como futbolista profesional.

Iniesta, según fuentes del vestuario azulgrana, ha asumido con mucha naturalidad la capitanía del equipo. Dicen de él que es una persona muy discreta pero que tiene más carácter del que aparenta y que en los malos momentos ha sacado a relucir su genio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad