Ernesto Valverde se cargó a Munir, Arda Turan y tiene cruzado a Semedo | EFE

El problema que ocultan los dos preferidos de Messi para suplir a Neymar

stop

Valverde tiene un dilema táctico

03 de agosto de 2017 (17:10 CET)

La lotería de nombres que suenan para suplir a Neymar es inacabable, pero todos tienen un denominador común. Son jóvenes y tienen un peso en el mercado que supondrá un golpe del Barça sobre la mesa.

Los culés quieren firmar un jugador de relumbrón para tapar el hueco que deja el brasileño, pero son pocas las voces que parecen reparar en el mayor problema que supone sustituir al brasileño. Es prácticamente imposible encontrar un jugador con sus características.

Los futbolistas que más gustan en la entidad azulgrana son Paulo Dybala y Ousmane Dembélé, pero ambos son jugadores que obligarán a Ernesto Valverde a replantear su sistema.

Los sustitutos de Messi

Tanto Dybala como Dembelé son zurdos. Su enorme talento y su polivalencia les permite jugar en todas las posiciones de ataque, pero su tendencia natural les lleva a ocupar más el centro, o el espacio de Leo Messi.

Sin la constante amenaza de Neymar fijando a las defensas rivales, Valverde tendrá que dar una vuelta de tuerca a su planteamiento inicial en función del futbolista que acabe ocupando la banda izquierda barcelonista.

El Txingurri es un firme creyente del 4-2-3-1, por lo que puede hacer de la marcha de Neymar una virtud y ajustar el equipo a su formación preferida.

El papel de Rakitic

Con Suárez en punta, Messi, Dembelé o Dybala e Iniesta o Coutinho podrían ocupar las posiciones por detrás del uruguayo. Con Busquets cerrando el centro del campo, faltaría comprobar el encaje de Ivan Rakitic como doble pivote.

El croata puede ser el gran damnificado, ya que tendría que variar su rol una vez más. La llegada de Paulinho daría mucho sentido al nuevo sistema de Valverde, ya que permitiría formar una medular fuerte que supondrá un gran problema para los ataques rivales.

Valverde tendrá que decidir una vez sepa qué jugador es el elegido para remplazar a Neymar. La marcha del brasileño es un rompecabezas que afecta a todos los niveles del club.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad