El problema del Barça con Aleix Vidal se va de madre

stop

El catalán acumula seis ausencias consecutivas

Aleix Vidal

06 de octubre de 2016 (13:09 CET)

No tiene buena pinta. El FC Barcelona tiene un gran problema con Aleix Vidal en el vestuario azulgrana. Seis ausencias consecutivas en la lista de convocados de Luis Enrique Martínez sitúan al del Alt Camp en la palestra. Y es que se trata de la patata caliente con menos futuro en el club barcelonista. El jugador tiene un rol residual en el cuadro de Lucho, ya que el técnico asturiano no cuenta con él. La secretaría técnica tiene que encontrar una solución cuanto antes.

El futbolista, de 27 años, regresó al Barça el junio de 2015 procedente del Sevilla. El catalán se había formado durante dos años en la cantera del club azulgrana, aunque la realidad es que formó parte de diferentes equipos durante su etapa de juvenil. Ahora, trece años más tarde, aterrizó en el Camp Nou siendo fichado por 18 millones de euros. A pesar de la sanción de la FIFA, los barcelonistas confiaron en su calidad. Un año más tarde, la llegada de Aleix ha resultado ser un fiasco.

Cruzado desde el principio

Vidal pasó su primera temporada en el conjunto del Lucho en la sombra, aunque con la salida de Dani Alves, el de Puigpelat confiaba en meterse la titularidad en el bolsillo. Aleix regresó de las vacaciones estivales con la idea de resurgir y ganarse la confianza del técnico asturiano, pero sin embargo, este objetivo ha quedado en la recámara. Arda Turan lo ha conseguido, pero el defensa del Alt Camp no. Luis Enrique ha decidido echar mano de Sergi Roberto, un jugador cuya posición natural no es la de carrilero diestro, y dejar al defensa en la sombra.

Conocedores de ello, el club ya decidió poner a la venta a Vidal durante la pasada campaña estival. Aun así, la respuesta de los compradores no fue la esperada y no llegaron ofertas reales interesantes por el catalán. Equipos de segundo nivel, como el Granda o el Sunderland mostraron su interés por el futbolista. No convencen a la secretaría técnica culé.

Por su parte, el jugador se niega a salir, pero la realidad es que en el equipo dan por supuesto que en invierno o en verano, a más tardar, Aleix acabará volando del Barça. Los barcelonistas no quieren malvender, por lo que Robert Fernández busca una salida interesante para el de Puigpelat. Según desvela El Mundo Deportivo, el truque Cancelo-Vidal estaría encima de la mesa como una opción, aunque no parece que al Valencia le pueda convencer. Pintan bastos para hacer caja con el jugador.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad