El plan secreto del Barça para traer a un crack mundial al Camp Nou 

stop

La secretaría técnica no cierra las puertas

El deseado que se acerca a la secretaría técnica del Barça | EFE

05 de septiembre de 2016 (13:54 CET)

Se cubren las espaldas. La secretaría técnica del FC Barcelona ha cerrado un mercado de fichajes estival muy provechoso. Con seis incorporaciones para el nuevo proyecto de Luis Enrique Martínez, Robert Fernández ha cerrado unos meses de campaña de compras muy moviditos. Sin embargo, la tarea no acaba aquí. Y es que en un club como el Barça, la búsqueda y los contactos se mantienen durante todo el año. Aunque se hayan solventado las necesidades prioritarias, los emisarios deben buscar futuribles a medio y largo plazo.

En este sentido, uno de los objetivos en órbita de la secretaría técnica barcelonista es un gran crack que pueda substituir a algún miembro del tridente. Y es que Paco Alcácer ha llegado como el cuarto hombre para reforzar la MSN, pero sin embargo, no está contemplado como una opción que llegue a tocar la gloria en el club azulgrana. Por ello, desde la entidad catalana se sigue manteniendo el contacto con una gran joya: Paulo Dybala.

Avalado por Leo Messi

El delantero argentino de la Juventus está en la lista de deseados culé desde hace varios meses. De hecho, durante las semanas en las que la renovación de Neymar no se veía clara, parece ser que se sondeó la situación con el joven futbolista. Sin embargo, las tres piezas de la MSN desean seguir en el club azulgrana, por lo que un supercrack no tiene cabida en el vestuario de Lucho a día de hoy.

Aun así, el Barça no quiere cerrarle las puertas al compatriota de Leo Messi, por lo que mantienen el tanteo de cara al futuro. A sus 22 años, Dybala está en plena explosión futbolística. De hecho, acaba de debutar con la absoluta de la albiceleste esta misma semana. Consciente de que es una joya en potencia, Robert Fernández no le pierde la pista al argentino y lo mantiene en órbita azulgrana para un futuro. El tridente está pasando por su mejor momento, pero tanto Luis Suárez como Leo Messi ya están a punto de superar la barrera de los 30 años y Neymar pone en alerta al club azulgrana cada vez que tiene quiere un cambio en el contrato. Por ello, se quieren cubrir las espaldas y no cierran la puerta a un superfichaje

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad