El plan secreto de Neymar (y una mentira) que corre como la pólvora en el Real Madrid

stop

El astro brasileño mantiene el discurso oficial ante los micrófonos; lo modifica fuera de cámaras

Aquí podrás ver el Barça-Villarreal | EFE

26 de diciembre de 2016 (20:57 CET)

Neymar Júnior se ganó la estimación de los aficionados del FC Barcelona al poco de aterrizar en el Camp Nou. Aunque su llegada no fue especialmente buena.

En su primera temporada de azulgrana, el Barça no conquistó ningún título, cortando una racha triunfal que se prolongaba desde el primer año de Pep Guardiola.

Ello no le restó motivación, sino al contrario. Durante la temporada siguiente, con la llegada de Luis Suárez, los azulgrana mostrando al mundo su versión más letal.

El 'feeling' cae en picado

El tridente conformado por Neymar, Suárez y Leo Messi vapuleó a todos los rivales en España y Europa, para volver a conquistar el ansiado triplete.

Eran tiempos en que todo fluía mucho mejor. Pero el paso de los años ha agriado algunas relaciones: la del tridente con Luis Enrique y la de los propios miembros del tridente.

Neymar mantiene el discurso oficial ante los micrófonos: se deshace en elogios hacia Messi y asegura que es el mejor jugador del mundo.

Obsesión por el Balón de Oro

También le resta importancia al Balón de Oro, consciente de que es un trofeo que en la actualidad se lo disputan Messi y Cristiano Ronaldo.

Fuera de cámaras, el discurso del brasileño es bien distinto. Evidentemente se muere de ganas por levantar algún día el Balón de Oro. Y empieza a impacientarse.

"Yo no juego al fútbol para ganar el Balón de Oro (…), juego para ser feliz porque me encanta el fútbol. Ganar el Balón de Oro es consecuencia del trabajo. Por desgracia sólo se le puede dar a uno. Leo (Messi) es mejor y lo respetamos", avisó en declaraciones.

No descarta decir adiós

Y redundó en la misma idea: "No es algo por lo que vaya a morir. Yo quiero estar feliz, y aquí estoy muy feliz. Si no gano el Balón de Oro no pasa nada".

Sin embargo, sus amigos en el Real Madrid (y gente de su entorno) advierten de que no las tiene todas. Este año no fluyen igual ni el juego ni su sintonía con Messi y Suárez. Y Neymar se ha marcado un tope.

El astro brasileño se dará hasta final de temporada para pensar. Si las cosas no terminan de ir bien, especialmente si no se ganan títulos, se planteará seriamente buscar una salida del Barça

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad