Griezmann no quiere dar pasos en falso| EFE

El pacto secreto de Griezmann con el Barça

stop

El francés espera al club azulgrana

07 de agosto de 2017 (17:49 CET)

Antoine Griezmann vive un gran dilema. Si a principio de verano ponía claramente las bases para salir rumbo a Manchester, la sanción FIFA hizo que reculara.

Su fidelidad al club y al Cholo Simeone hizo que el francés pusiera por delante el bien colchonero que el suyo propio. Sin embargo, la salida de Neymar le da una oportunidad imperdible que está dispuesto a aprovechar.

Los planes del Barça pasan por cerrar a Griezmann en el último día de mercado, 1 de septiembre. Para entonces, la clausula del galo habrá pasado de los 200 millones de euros a 100.

Pero el atacante rojiblanco ha hablado con la dirección deportiva culé para bloquear esta posibilidad. Pide que esperen al año que viene y el Barça lo ve con buenos ojos.

La planificación a largo plazo

El Atlético de Madrid tiene que cerrar la contratación y posterior cesión de Diego Costa, que en enero se sumaría a Vitolo para reforzar la plantilla madrileña y dar un salto de gran calidad.

Para entonces, Griezmann podrá salir sin crear un trauma a una afición con la que se siente en deuda. Su penalti fallado en la final de la Champions League todavía le pesa.

El francés podrá medir también las opciones reales del Atlético de Madrid de alzarse con un título continental. Con el nuevo campo y la inyección económica china los de Enrique Cerezo aspiran a consagrar su posición entre los cinco mejores del mundo.

Griezmann necesita títulos, y si esta temporada confirma que no podrá conseguirlos junto a Simeone, dará el ok al Barça para activas su fichaje. Para entonces, tendrá 27 años, Messi y Suárez 31. Sería el relevo natural.