El 'off de record' que pone la Liga muy fea para el Barça

stop

Los jugadores de Luis Enrique prevén un derby muy tenso y muchas facilidades para el Atlético y el Real Madrid

Barça y Espanyol, durante un derbi de 2016 | EFE

07 de mayo de 2016 (12:56 CET)

La Liga está en juego. Barça, Atlético de Madrid y Real Madrid sueñan con ganar un título que hace dos meses parecía totalmente decidido. Un empate en Villarreal y tres derrotas consecutivas (Real Madrid, Real Sociedad y Valencia) castigaron al equipo azulgrana, que tiene el peor calendario. Sin margen de error, la Liga se ha puesto muy fea para el grupo de Luis Enrique, sobre todo porque los rivales de los dos equipos madrileños no se juegan nada en la penúltima jornada.

El Atlético de Madrid visitará a un Levante ya descendido. Moralmente hundido. Su entrenador, Rubi, ha dicho que su equipo hará todo lo posible por ganar en el Ciutat de València, pero sus jugadores parecen estar más pendientes de su futuro que de las últimas jornadas de Liga. Muchos ya han dado órdenes a sus representantes para que les busquen un nuevo destino porque no quieren jugar en Segunda.

El Real Madrid, en teoría, debería tener muchos más problemas contra el Valencia. En Mestalla, sin embargo, no están para grandes gestas. Los últimos meses han sido muy movidos en el club, con dos entrenadores destituidos, y los jugadores se redimieron con su victoria en el Camp Nou. Fue su venganza al 7-0 contra el Barça en la Copa del Rey. Contra el Madrid, sin embargo, su motivación es mínima. No se juegan nada.

El 'tamudazo'

Al Barça, en cambio, le espera un Espanyol crecido y con ganas de estropearle la fiesta. No es nuevo. En Cornellà se han pasado toda la semana hablando del tamudazo. De la Liga que perdió el equipo azulgrana en 2007. Pau López, el mismo portero que en la Copa pisó a Messi, ya ha dicho públicamente que quiere que la Liga la gane un equipo de Madrid.

Luis Enrique y sus jugadores intuyen un derby caliente, con un Espanyol que jugará al límite del reglamento. Con más ganas de fastidiar al eterno rival que de sumar uno o tres puntos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad