El mensaje oculto del Barça a Neymar

stop

El presidente del club azulgrana controla al delantero desde la distancia

Neymar celebra junto a Luan el gol de falta que marcó contra Colombia | EFE

17 de agosto de 2016 (17:36 CET)

Josep María Bartomeu, presidente del FC Barcelona, quiere tenerlo todo bajo control en el a veces convulso club azulgrana. Y una de sus grandes obsesiones pasa por saber en todo momento como está Neymar, la niña de sus ojos por detrás de Leo Messi. El dirigente catalán ha dado órdenes a la cúpula ejecutiva para que le mantengan informado de cuanto acontezca a lo largo de la estancia del crack brasileño en los Juegos Olímpicos de Río.

El delantero se juega esta tarde el acceso a la gran final olímpica contra la débil Honduras, un rival que no debería suponer un obstáculo para la canarinha. Tras un inicio de competición espeso, con dos empates sin goles consecutivos, Neymar ha logrado liderar al combinado olímpico en los últimos partidos con sendas victorias ante Dinamarca (4-0) en el último partido de la fase de grupos y contra Colombia (2-0) en los cuartos de final, con gol incluido de falta en esta última cita.

Bartomeu sigue con detenimiento la evolución del futbolista en la distancia, mientras resuelve las guerras pendientes: la vuelta de la Supercopa de España de esta noche, la salida de Claudio Bravo, el fichaje de Diego Alves y la contratación del cuarto delantero, con Paco Alcácer como nuevo candidato estrella. De hecho, el sacrificio de Bravo y esos 16 millones que se ingresarán por él son la clave para invertir más dinero en el atacante.

El gran gesto

Pero en una fecha tan señalada para Neymar, el dirigente culé ha dejado por un momento de lado sus innumerables frentes abiertos con el club para mandar un mensaje al crack brasileño. Le ha transmitido muchos ánimos en el partido frente a Honduras y le ha deseado que alcance la final olímpica, un sueño total para la afición de Brasil.

En el Barça le están esperando, pero quieren que consiga el título y regrese a Barcelona pletórico para ser recibido con los brazos abiertos. El club no tiene prisa, prioriza la felicidad del jugador porque tienen claro que será vital para volver a tener una temporada exitosa. Y, tras la decepción que tuvo Messi con argentina, en el club no quieren tener a otro crack angustiado por la fuerte presión que es capaz de imprimir un país entero.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad