El Liverpool destapa las vergüenzas del Barça

stop

Los de Luis Enrique demuestran que están muy lejos de su nivel óptimo

Luis Suárez saluda a los compañeros del Liverpool, su antiguo equipo | EFE

06 de agosto de 2016 (20:17 CET)

Van solo tres partidos amistosos y no es momento para sacar conclusiones definitivas todavía. Sin embargo, el Barça que jugó este sábado contra el Liverpool asustó. Y mucho. La defensa azulgrana, empezando desde la posición de Sergio Busquets, se convirtió en un auténtico coladero.

Un Barça sin argumentos sucumbió ante un equipo inferior, pero más rodado. En el último coletazo de partido, Grujic redondeó la goleada (4-0) en el nuevo Wembley, un estadio que ha traído muchas alegrías al cuadro azulgrana y que, en este amistoso, fue un escenario de pesadilla.

Ter Stegen volvió a la portería y en el segundo tiempo lo hizo Claudio Bravo. También Aleix Vidal y Sergi Roberto se repartieron los minutos por igual. Más tiempo tuvieron Mascherano y Mathieu. El argentino anotó un gol en propia puerta y el francés demostró por qué es uno de los señalados de Luis Enrique. La única nota positiva fue el debut de Lucas Digne. Mal día para estrenarse.

Desastrosa segunda parte

Mané abrió la lata y anotó el único gol del primer tiempo. El desastre ocurrió al inicio de la segunda mitad, ya que los de Lucho encajaron dos goles consecutivos nada más sonar el pitido inicial (minutos 47 y 48): el de Mascherano en propia y el de Origi. Puede atribuirse a una falta de concentración, pero Luis Enrique se quedó con cara de pocos amigos.  

Ter Stegen gana de momento la partida a Bravo: 1-3. Pero lo más preocupante es que Messi y Luis Suárez todavía no han marcado ni un solo gol en los tres partidos disputados. Munir se mantiene como pichichi de la pretemporada. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad