Quique Setién, Gerard Piqué y Leo Messi  | EFE

El lío de celos que Piqué (y va de Messi) tapa en el vestuario del Barça (y termina con pelea)

stop

Nuevo incendio en el vestuario de Quique Setién con este crack

12 de febrero de 2020 (10:34 CET)

Antoine Griezmann no ha tenido una entrada fácil en el FC Barcelona. El delantero francés ha vivido unos primeros meses en los que se ha llevado unas cuantas miradas de recelo. El delantero francés nunca fue bienvenido del todo. Y por más de un motivo.

El principal, el desplante que le hizo el galo al Barça en verano de 2018. Entonces el crack estaba a un paso de fichar por el club culé. Y en el vestuario los pesos pesados le habían abierto los brazos.

Puñalada al Barça

Pero el jugador no solo decidió rechazar la propuesta, sino que lo dio a conocer mediante el famoso documental La Decisión. Una forma de proceder que en el núcleo duro del grupo azulgrana sentó como un desprecio al conjunto catalán.

Además, y aquí llega el segundo motivo, a Messi nunca le hicieron gracia aquellas declaraciones en las que Antoine aseguraba que podía “comer en la mesa de Messi”. Unas palabras que el astro argentino había preferido olvidar, pero que después del documental volvió a recordar con más fuerza.

Lío de celos

Y ojo a la información que acaba de sacar a la luz France Football. Según el medio, el ex del Atlético de Madrid habría hecho otras declaraciones explosivas. "No van a poder conmigo, no voy a bajar los brazos. ¡Oh sí, están celosos de mí (por el Mundial de 2018)! Mejor sonreír", habría expresado el francés al medio. Y auqnue no lo diga, se intuye a quien se refiere. Messi es el único de los pesos pesados que no ha ganado ningún Mundial.

Antoine Griezmann | EFE

Unas palabras que aparecen en un artículo en el que se hace un análisis sobre cómo han sido los primeros meses del delantero en el club de la ciudad condal y cómo ha sido su relación con los cracks. Y en él, el medio  asegura que el galo calla este malestar en público, pero no se calla en privado.

Desde el entorno de Griezmann aseguran que nada de lo publicado por la revista francesa es cierto. Pero el asunto ya ha llegado a los pesos pesados, que callarán y mantendrán las formas como hasta ahora de cara a la galería, pero de puertas para dentro no tardarán en darle un toque de atención a su compañero. Habrá bronca.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad