El lado oscuro de Messi: traiciones, envidias y puñaladas (y todo en el Barça)

stop

Bartomeu dicta la sentencia de muerte de otro crack

18 de abril de 2018 (19:06 CET)

Es el rey. Hace y deshace a su antojo. Nadie lo pone en duda. Tiene manga ancha. Se llama Lionel Messi y es del todo intocable en el FC Barcelona.

Compañeros de vestuario, entrenadores y directivos le tienen miedo. Especialmente el presidente, Josep María Bartomeu, claramente sometido a la voluntad del Messías.

Ese talento innato que le ha llevado a ser, probablemente, el mejor futbolista de todos los tiempos le otorga un poder incalculable en el Camp Nou. Pero la luz que desprende sobre el césped no es igual fuera de los terrenos de juego.

Messi también tiene un lado oscuro. Empezando por su familia –tanto su padre como sus dos hermanos se han visto envueltos en distintos procesos judiciales– y siguiendo por sus formas en el vestuario.

Bronca con Valverde

Por ejemplo, el astro argentino y sus escuderos –Luis Suárez y Gerard Piqué– no dudaron en recriminar a Ernesto Valverde su planteamiento en Roma. Contentos con el Txingurri en líneas generales, también le atizan cuando toca, como hicieron a Luis Enrique o el Tata Martino.

Caras largas de Messi y Valverde durante el mal partido del Barça contra el Celta | EFE

Otro tema es que cuando un jugador no congenia con Messi, sabe que se tiene que ir a la calle. Muchos lo han sufrido, a pesar de haber dado la cara por él siempre de cara a los medios.

Deulofeu, Arda y Rafinha son los últimos de una lista en la que se encuentran nombres de ilustres como Eto'o, Ibrahimovic, Villa, Alexis, Bojan o Tello.

En el Camp Nou se rumorea que a los futbolistas del primer equipo ya los tienen del todo aleccionados: después del “Visca el Barça i visca Catalunya” hay que decir que “Messi es el mejor”.

Siempre que se lo pregunten, en cualquier comparativa, la respuesta es la misma: “Tenemos al mejor jugador del mundo”. Solo los portugueses pueden titubear, pero tienen terminantemente prohibido decir que Cristiano Ronaldo es mejor.

André Gomes, a la calle en verano

Con esta dictadura interna es normal que las traiciones, envidias y puñaladas estén al orden del día. La última va precisamente para un portugués: André Gomes.

En el vestuario lo han vetado de forma definitiva. El luso volvió a dejar una imagen lamentable en el Celta-Barça y desde el club tienen claro que es hora de traspasarlo.

Messi salva a Rafinha y se carga a André Gomes y Arda Turan del Barça| EFE

Como pasó con Arda Turan, si el primer año es malo no pasa nada: es de adaptación. Pero un segundo año malo no es permisible. A la calle.

Bartomeu, sometido

En este caso, Bartomeu ha tenido especialmente en cuenta a Messi, que pidió hasta la extenuación el fichaje de Coutinho en invierno porque Gomes no funcionaba.

Pero hay más. Messi sabe que André no siente simpatía real hacia él, es todo fachada. Como lo fue su vídeo para Panenka dando lástima. De muy poco le ha servido: sigue jugando mal.

André Gomes se irá porque no está al nivel. No es cosa solo de Messi. Pero el próximo verano se prevé muy movido. El genio de Rosario ha pedido más intervención en materia de fichajes. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad