El jugador que se pone chulo con el Barça: "No me voy"

stop

La limpieza que se prepara en el vestuario será más complicada de lo que parecía

Rafinha se pone chulo con el Barça | EFE

12 de mayo de 2017 (19:35 CET)

El FC Barcelona tiene que hacer limpieza, y de la buena, para construir un equipo más competitivo. Van dos temporadas consecutivas en que la plantilla no está a la altura.

El Barça se ha convertido en un equipo con un once titular casi intocable, pero que no tiene fondo de armario. Un equipo ganador debe tener competencia dentro de la plantilla.

No se puede ganar nada cuando hay un abismo entre los titulares y los suplentes. Y aún menos cuando no se hacen los deberes para relevar a los titulares contrastados que se van: Dani Alves.

Más allá de fichar un lateral derecho –Héctor Bellerín– y, quizás, también uno izquierdo –Theo Hernández– el verdadero reto pasa por reforzar el centro del campo.

Muchos jugadores pero poco lo suficientemente sobrados como para representar con brío el estilo Barça, tan identificado y admirado en todo el mundo.

La edad pasa factura a Andrés Iniesta, el único que aguantaba la medular tras la marcha de Xavi –con permiso del imprescindible, el único e inimitable Sergio Busquets–.

El tercer puesto en el medio es propiedad de Rakitic. Sin embargo, el croata ha bajado sus prestaciones este curso. Marca muchos goles, pero pierde demasiados balones.

André Gomes estaba llamado a disputarle el sitio, pero el portugués no ha gustado en el Camp Nou. Podría ser uno de los damnificados cuando llegue el nuevo entrenador.

Ultimatum

De otro lado están los jóvenes canteranos Rafa Alcántara y Denis Suárez. Que pelearán por un sitio junto a Sergi Roberto y al todavía más joven Carles Aleñá.

Precisamente el brasileño, más conocido como Rafinha, es uno de los señalados. Las lesiones no le han dejado brillar, a pesar de que ha protagonizado muy buenos partidos.

Es por este motivo que el club lo quiere poner en el escaparate. Él siempre dijo que lo que más le importa es jugar y que si no es así, no tiene problemas en buscar otra cosa.

Sin embargo, las últimas informaciones señalan que Rafinha se ha puesto chulo. "No me voy", habría dicho a su entorno. Quiere intentarlo un año más de azulgrana. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad