El jugador mimado de Luis Enrique levanta ampollas en el vestuario del Barça

stop

Los jugadores del cuadro azulgrana no encajan bien los favoritismos del entrenador

Luis Enrique y Unzué se pelan de frío en Navarra | EFE

13 de diciembre de 2016 (02:01 CET)

Lío de celos en el FC Barcelona. Guerra de envidias. Los minutos van caros en el cuadro azulgrana. Especialmente en el centro del campo. Algunos futbolistas están hartos.

En el vestuario impera la costumbre de que las jerarquías hay que respetarlas. Tanto a nivel de trato personal, como en el terreno de juego. Luis Enrique se lo está saltando a la torera.

Nadie más que el asturiano entiende los motivos para que un recién llegado que no convence a nadie se haya convertido en su nuevo mimado: André Gomes.

El centrocampista portugués lo está jugando absolutamente todo. No ha descansado en ninguno de los últimos 11 partidos (siete de Liga, tres de Champions y uno de Copa).

André Gomes se come a Rakitic

Si bien es cierto que no todos los ha jugado de inicio, la realidad es que ha sido titular en los tres últimos encuentros de Liga (Real Sociedad, Real Madrid y Osasuna) y en los tres últimos de Champions (Manchester City, Celtic y Borussia Monchengladbach).

Gomes ha jugado normalmente en ausencia del lesionado Andrés Iniesta, aunque en los últimos encuentros el gran perjudicado por la presencia del luso ha sido Ivan Rakitic.

El croata es de los jugadores que está más molesto con esta situación. Su cara en el banquillo de El Sadar era un poema. Pero no es el único perjudicado.

Rafinha, al banquillo

Rafa Alcántara también ha visto como su protagonismo menguaba de forma paulatina. Cuajó grandes partidos, con cinco goles, frente a rivales flojos de la Liga –Leganés, Sporting, Deportivo y Granada–, pero no ha contado para los encuentros importantes.

Los pesos pesados del equipo, que mantienen especialmente buena relación tanto con Rakitic como con Rafinha –especialmente Neymar– se han alineado a su lado.

Nadie se explica, dentro del vestuario, el por qué de los mimos tan insistentes de Luis Enrique hacia André Gomes, un jugador que de momento ha demostrado bien poco. Que da la sensación que estorba en el campo.   

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad