Messi aconseja a un jugador del Barça que se vaya para casa | EFE

El jugador del Barça que no celebró la victoria contra la Juventus

stop

Un jugador se mostró tocado dentro de la alegría generalizada

13 de septiembre de 2017 (16:20 CET)

La victoria por 3 a 0 del FC Barcelona ante la Juventus ha instaurado un clima de amplio optimismo en el Camp Nou. Pese al esperpéntico mercado de fichajes, pese a la moción de censura a Josep María Bartomeu, el equipo sigue rindiendo bajo el puño de hierro de Leo Messi.

Con el argentino más enchufado que nunca –ha protagonizado un arranque goleador que llevaba desde la temporada 2013-2014 sin vivir- la afición azulgrana se siente capaz de todo, y también parte de la plantilla.

Pero como suele ocurrir en un vestuario de tantos quilates, el ego de los futbolistas es difícil de gestionar. Y entre el estado de euforia instalado en la caseta azulgrana hay un jugador que no está contento con su situación.

Gerard Deulofeu fue la tirita que curó la herida de Neymar pero ha visto como Ousmane Dembelé le adelantaba por la derecha en el primer compromiso de nivel que se le ha presentado a Ernesto Valverde, y no puede evitar mostrar su enfado.

Un cambio radical en su rol

El catalán regresó al Camp Nou sin tener nada claro su continuidad en el equipo de Valverde. Si hubiera sido necesario, Deulofeu habría sido la moneda de cambio en los fichajes frustrados de Philippe Coutinho o Marco Verratti.

El extremo culé, además, tampoco quería quedarse en Barcelona para tener un rol secundario. Su titularidad en la Supercopa de España y la confianza mostrada por el Txingurri le inclinaron a pensar que contaría con posibilidades.

Por esa razón, la comprobación de que un recién llegado de 20 años parte inmediatamente por delante de él en los planes del técnico barcelonista no gusta nada a Deulofeu.

Desde que aterrizó el francés, Valverde ha apostado por un dibujo asimétrico que potencia la velocidad del galo. Además, en el estreno en Champions League en el Camp Nou, Gerard no contó con un solo minuto de partido. Valverde tendrá que gestionar el papel del atacante si quiere tenerlo enchufado durante la temporada.