El jugador del Barça que no celebró la victoria ante el Atlético

stop

No todo fue alegría en el vestuario blaugrana

El crack que caldea su salida del Barça | EFE

02 de febrero de 2017 (11:49 CET)

¡Hasta aquí! El jugador no puede más. Su paciencia se agotó hace tiempo. Pronto descubrió que ninguna de las promesas que se le hizo se cumplirá.

Cuando el jugador recibió la llamada del FC Barcelona apenas titubeó. Fichar por el Barça sería un paso adelante en su carrera. Dejar el Valencia y marcharse a un grandísimo. Todo parecía perfecto.

Promesas

El delantero tuvo la mosca detrás de la oreja con un asunto. Con Messi, Neymar y Suárez, ¿dónde encontraría el hueco para entrar en el equipo?

Luis Enrique le tranquilizó. Le aseguró que la MSN también entraría en las rotaciones y ahí tendría su oportunidad. El futbolista estampó su firma en el nuevo contrato.

Los partidos pasaban y Paco Alcácer entraba de vez en cuando en el equipo. Al principio el asturiano le dio confianza. La terminó perdiendo toda.

Poco o nada quedaba del olfato goleador que el ariete tenía en el Valencia. Pasaban los minutos y Paco no marcaba. Al final lo logró. Fue contra el Hércules en la Copa del Rey. Insuficiente para las exigencias del técnico.

Esperando el momento

Rotó Neymar. Rotó Suárez. Ya está. Le preguntaron al míster si Messi entrará en las rotaciones. "Ya lo veréis. No queráis desvelar las sorpresas", respondió el asturiano. Ya tenemos la solución al dilema. El de Rosario no descansa.

Las suplencias de los de arriba eran la única puerta abierta que tenía Paco, pero ni con esas. Al principio sí fue el sustituto del tridente, pero el técnico cambió de opinión al poco tiempo. Arda Turan se convirtió en el recambio de la delantera.

Antes aún tenía algún minuto. Ahora hasta los centrocampistas le pasan por delante. El valenciano está sentenciado.

Decepción total

Ante el Atlético no celebró la victoria. La sanción a Neymar debería haberle dado motivos para hacerlo. Según las palabras de Luis Enrique, le toca ser titular el próximo martes. Pero sabe que no. Cualquier otro será válido para ocupar la posición del brasileño.

La decepción de Alcácer es total y hace días que se plantea su futuro. Está desconectado del equipo. O cambian muchas cosas o su paso por el Barça será efímero. Él lo sabe y no quiere perder más el tiempo.

A sus 22 años es el momento de tener minutos sobre el terreno de juego, no de esperar a los partidos amistosos. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad