El jugador del Barça que hizo de Luis Enrique en el descanso de Monchengladbach

stop

Un peso pesado del equipo asumió galones para liderar la remontada desde el vestuario

Así será el once del Barça de Valverde sin Neymar: el equipo que mete miedo a Florentino Pérez (y al Real Madrid) | EFE

29 de septiembre de 2016 (18:57 CET)

El Barça sufrió de lo lindo en Monchengladbach para imponerse al Borussia. Los hombres de Luis Enrique se atascaron en el primer tiempo a causa del extraño esquema de juego que planteó el entrenador, con un 4-4-2 en el que Neymar debía hacer de mediapunta para nutrir a los dos delanteros: Luis Suárez y Paco Alcácer. No salió bien.

El técnico asturiano rectificó raudo y veloz al inicio del segundo tiempo: la entrada de Rafinha y Arda Turan dio sus frutos. El turco marcó para situar el empate en el luminoso y Gerard Piqué anotó el tanto de la victoria. Hubo susto, pero final feliz.

Precisamente Piqué fue el jugador que tiró de galones en el vestuario. El "president", como le llamó Rafinha a través de Twitter, hizo también de entrenador. Las carencias que tiene Luis Enrique para realizar discursos motivacionales fueron suplidas en este caso por el central catalán, que reunió a sus compañeros en corro y los arengó para remontar el partido.

El capitán en la sombra

Las palabras del defensa surtieron su efecto, ya que los jugadores salieron mucho más motivados en el segundo tiempo. Concienzudos de que debían cambiar la actitud para dar la vuelta al marcador y de que tenían el potencial para hacerlo. Cada vez más, Piqué es el verdadero líder del Barça. Sin embargo, sigue sin el brazalete de capitán. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad