El jugador del Barça que alzó la voz en el vestuario de Vigo

stop

El crack azulgrana habló sin tapujos

Cómo ver Real Madird-Celta de Vigo | EFE

03 de octubre de 2016 (13:10 CET)

Fue el alma del equipo. Las caras de los jugadores del FC Barcelona marchándose al vestuario en la media parte eran un poema. De hecho, no era para menos, ya que el Celta de Vigo les había conseguido encajar tres goles en apenas 20 minutos. No están acostumbrados a esto. Por ello, al pitar el árbitro el descanso, los pesos pesados del vestuario sabían que algo debía cambiar para darle la vuelta al partido en los siguientes 45 minutos.

En este caso, como ya pasó ante el Borussia Mönchengladbach, las riendas no las tomó Luis Enrique Martínez. El jugador que dio el golpe sobre la mesa volvió a ser Gerard Piqué. El central catalán era consciente de que el baño que les había dado el conjunto local en la primera parte se debía erradicar. El técnico asturiano decidió hacer rotaciones y prescindir de tres fichas clave como son Mascherano, Iniesta y Rakitic, una decisión que el vestuario no entendió, pero que de cualquier modo el equipo escogido debía dar un paso al frente.

Piqué creía en la remontada y así lo transmitió a sus compañeros. El defensa azulgrana se encargó de llevar la voz cantante y motivar a los jugadores. De hecho, este mensaje no solo quedó en el vestuario, ya que un grandilocuente Gerard tiró del carro durante la segunda mitad. Los esfuerzos del catalán consiguieron recortar distancias, aunque finalmente la remontada no fue posible.

No se muerde la lengua

Al finalizar el encuentro, el futbolista no se escondió y pasó por los micrófonos de La Liga. Piqué analizó el partido sin pelos en la lengua: "La primera parte hemos empezado bien, pero ha llegado su gol y nos ha trastocado todos los planes. Luego han hecho dos goles muy rápidos. No han llegado mucho, pero lo poco que han llegado lo han metido".

Además, el barcelonista entonó el mea culpa en nombre del equipo, defendió a Ter Stegen y tiró una pulla a Luis Enrique. "Ahora es muy fácil hablar del equipo. Ha jugado el mejor equipo que ha creído el entrenador, no han salido bien las cosas y no vamos a analizar jugador por jugador. ¿El once? El que el míster creyó mejor para ganar el partido", afirmó Gerard. Sin mojarse más de la cuenta, el central culé dejó entrever su insatisfacción. Piqué sabe que el equipo debe dar un paso más y jugar con su mejor versión. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad