El jugador con fama de ser el pelota de Luis Enrique en el vestuario del Barça

stop

El técnico asturiano lo ha querido retener a toda costa en el primer equipo

Luis Enrique da el visto bueno a cuatro fichajes bomba para revolucionar el Barça

14 de octubre de 2016 (21:54 CET)

Luis Enrique Martínez no es una persona conocida por su buen sentido del humor. No tiene fama de ser el más gracioso, ni el más divertido, aunque en general mantiene una buena relación con la mayoría de sus colegas en el mundo del fútbol. Es testarudo, tiene mucho carácter, y ello a veces le hace entrar con el pie izquierdo en algunos sitios. También en el vestuario del Barça, donde poco a poco se ha ido ganando la confianza de unos pocos. Andrés Iniesta es uno de los que mejor sintonía guardan con él. La historia viene de largo: Lucho lo acogió en el primer equipo, la primera vez que mandaron al manchego a entrenar con los mayores.

Iniesta no es el único que ha hecho buenas migas con Lucho en el vestuario azulgrana. Hay otro, con el que no coincidió en su anterior etapa, que desde el principio gustó al asturiano. Fue una atracción mutua. Tanto, que se ha ganado la fama de ser el pelota, o el perrito faldero de Lucho, en el vestuario azulgrana. Y no porque siempre le vaya detrás, sino porque le da la razón en todo.

Javier Mascherano

Al principio de los tiempos de Lucho como técnico, cuando chocó con un Gerard Piqué que ahora parece haberse convertido en su mejor amigo, Luis Enrique cuajó una gran relación con Javier Mascherano. Ya en su primera rueda de prensa dio a entender que El Jefecito podría portar algún día el brazalete de capitán del Barça. Dicho y hecho. Un año después, el argentino se adelantaba a Piqué para ocupar el cargo de cuarto capitán azulgrana.

No es ningún secreto que buena parte de la cúpula directiva del club entendía que este verano había llegado la hora de traspasar a Mascherano. Tiene 32 años, pero durante la última ventana del mercado aún mantenía una cotización muy alta. El jugador, incluso, había empezado a buscar acomodo en otros sitios: la Juventus de Turín, como Dani Alves.

Pendiente de Umtiti

Pero Luis Enrique dijo no. Desde la dirección deportiva del Barça también habían dicho que "no", en conversaciones con Diario Gol. Y, finalmente, Lucho pudo retener a su ojito derecho. El Barça, eso sí, se quedará sin hacer caja por un jugador que, probablemente, marche el próximo verano a pesar de haber renovado hasta 2019. Dependerá de la evolución de Samuel Umtiti.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad