El jaque mate de Luis Enrique en el mercado de fichajes

stop

El entrenador del Barça se quita dos problemas de encima y da forma a la plantilla

Luis Enrique Martínez presenta la nueva temporada ante la afición del Barça | EFE

26 de agosto de 2016 (13:01 CET)

Luis Enrique Martínez ya tiene prácticamente cerrada la que para él es la mejor plantilla que ha tenido desde que llegó al FC Barcelona. No importa que ya no estén cracks del nivel de Xavi Hernández o Dani Alves. Las llegadas de Samuel Umtiti, André Gomes, Lucas Digne, Denis Suárez, Jasper Cillessen y, probablemente, Paco Alcácer tienen más valor. Lo único que faltaba erra cerrar las últimas salidas: jaque mate.

El propio técnico asturiano ha encontrado acomodo a Douglas Pereira, un jugador que no contaba para Lucho y que se irá a su club de toda la vida, con su amigo Abelardo, con el fin de gozar de unos minutos que nunca tendría en Barcelona. Douglas marcha cedido al Sporting de Gijón, pero el Barça se hará cargo de su salario, que ronda los tres millones de euros brutos.

Otro que se va es Sergi Samper. El mediocentro defensivo, dicen los más optimistas que llamado a ser el relevo de Sergio Busquets en el futuro, jugará cedido en el Granada de Paco Jémez, cuya apuesta futbolística respira el ADN Barça. Aunque se habló de que iría a un equipo de más entidad como el Valencia, el club ha estimado que el tenso ambiente de Mestalla no es recomendable para un joven que necesita ganar confianza. El Granada se hace cargo de la totalidad de su ficha. 

Nueve jugadores regalados

Con estas dos bajas, ya son nueve los jugadores que el Barça ha dejado marchar gratis, o prácticamente regalados, este verano: Adriano (600.000 euros), Vermaelen (cedido; el Barça pagará su sueldo si juega), Dani Alves, Sandro, Montoya, Tello, Song y los citados Douglas y Samper. El club solamente ingresará dinero por tres jugadores: Bravo (20 millones), Bartra (8) y Halilovic (5).

Todavía puede haber un décimo sentenciado: Munir El Haddadi. En caso de que finalmente se cierre el fichaje de Paco Alcácer por 30 millones de euros (más otros cinco en variables) es probable que el hispano-marroquí también marche cedido, ya sea rumbo al Valencia u a otro equipo de la Liga. Si se quedase, con Alcácer y Arda por delante, el máximo goleador de la pretemporada azulgrana lo tendría francamente difícil para jugar. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad