El iPad de Luis Enrique señala a los culpables del Barça

stop

El técnico azulgrana ha detectado los males del equipo en el tramo inicial de la Liga

Luis Enrique da el visto bueno a cuatro fichajes bomba para revolucionar el Barça

05 de octubre de 2016 (12:06 CET)

Luis Enrique cuenta con la tecnología más sofisticada para medir el rendimiento de sus futbolistas. En los entrenamientos y en los partidos. Y los resultados ponen contra las cuerdas a algunos futbolistas y, sobre todo, desnudan las deficiencias defensivas del Barça.

Los ordenados no engañan. Tampoco las estadísticas. El Barça ha encajado 10 goles en las primeras siete jornadas de Liga. Éste es el peor registro desde la temporada 2005-06. Ese año, el equipo que entonces dirigía Frank Rijkaard también recibió 10 goles y acabó ganando la Liga y la Champions en París.

El Barça actual es mucho más endeble que el primer Barça de Luis Enrique. En su primera temporada como máximo responsable técnico, el equipo no había encajado ningún gol y cerró esa temporada con la Liga, la Champions y la Copa del Rey. Con el segundo triplete de la historia.

Algunos errores se han debido a fallos individuales, como el cuarto del Celta en Balaídos que retrató a Ter Stegen. También estuvo muy torpe Mascherano en algunos partidos (Alavés y Atlético de Madrid) y Sergio Busquets está muy lejos de su mejor nivel, pero Luis Enrique también ha detectado un menor compromiso de todo el equipo en labores defensivas. El problema, para el técnico asturiano, comienza en los delanteros. En la presión de Luis Suárez, Neymar y Messi a los defensas rivales.

Luis Enrique, aseguran fuentes del vestuario azulgrana a Diario Gol, exigirá mayor tensión y compromiso a la plantilla. Quiere que el equipo presione mucho más arriba para que la defensa sufra menos. Y, posiblemente, deberá ser mucho más conservador a la hora de rotar futbolistas. Sobre todo, en defensa y en el centro del campo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad