El independentismo amenaza la sexta Champions del Barça

stop

La UEFA pasa factura a la decisión del club de politizar su sanción por las estelades

La grada del Camp Nou, repleta de 'estelades' | EFE

04 de junio de 2016 (18:00 CET)

La sanción de 150.000 euros al FC Barcelona por parte de la UEFA ha calentado el panorama independentista. En las anteriores sanciones al club blaugrana (en la final de Berlín contra la Juventus y en un partido contra el Bayer Leverkusen) por exhibir banderas esteladas, entidades soberanistas como la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural o la Plataforma Pro Seleccions Catalanes hicieron piña en el rechazo a las multas. Los eurodiputados de CiU y de ERC incluso llegaron a interponer preguntas a la Comisión Europea sobre el tema.

Con la sanción que se dio a conocer este viernes y que el Barça ya anunció que recurrirá, ocurrirá otro tanto de lo mismo, pero con nuevas iniciativas. Para empezar, las organizaciones independentistas han difundido la consigna de politizar la sanción de la UEFA. La intención es conseguir que algún tribunal europeo acepte abrir expediente por el tema y lo demás será pan comido: se pondrán en marcha al unísono tanto los representantes políticos de los partidos soberanistas en Bruselas como las campañas gubernamentales y cívicas que haga falta.

Derechos y libertades básicas

La judicialización del asunto se va a enfocar desde el punto de vista de los derechos y libertades básicas. Es más: algunos juristas independentistas ya comenzaron a hablar el mismo viernes de apelar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para que admita que sancionar la simple expresión de una bandera es atentar contra esos principios básicos, conforma la jurisprudencia del propio tribunal. Medidas, todas, que ponen los pelos como escarpias a la UEFA y que podría terminar amenazando la sexta Champions del Barça: mientras el Real Madrid gana simpatías –y títulos- en los despachos gubernamentales, el FC Barcelona se enzarza en guerras de las que el organismo toma nota y apunta matrículas.

El comunicado del club

En un escueto comunicado, el propio club anunciaba que "recurrirá esta sanción y agotará todas las instancias hasta conseguir su revocación porque la considera totalmente injusta y contraria al ejercicio de la libertad de expresión". La apelación a los principios básicos de la libertad fue ya el principal argumento esgrimido en el caso de otras sanciones (además de las excusas de que la exhibición de símbolos políticos se realizó sin violencia).

Aún así, el reglamento de la UEFA especifica que las asociaciones y clubes son responsables del comportamiento de sus seguidores que pueda estar sujeto a medidas disciplinarias. Entre esas medidas cita a "el uso de gestos, palabras, objetos o cualquier otro medio para transmitir cualquier mensaje que no es apto para un evento deportivo, en particular los mensajes que son de carácter político, ideológicos, religiosos, ofensivos o de naturaleza provocativa". Y también los actos que causen "perturbación durante los himnos nacionales".

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad