El incendio en el vestuario del Barça que pone a Luis Enrique en la calle

stop

La plantilla azulgrana estalla ante la penúltima 'jugarreta' del técnico asturiano

Luis Enrique exterioriza su preocupación | EFE

08 de enero de 2017 (14:39 CET)

Tensión en el seno del FC Barcelona. El conflicto entre los miembros del primer equipo y el entrenador va a más. Los futbolistas están quemados.

La plantilla azulgrana no entiende por qué Luis Enrique no fue contundente al valorar la derrota contra el Athletic Club (2-1). Están indignados porque el asturiano no cargó contra el arbitraje.

Los jugadores del Barça están convencidos de que hay una campaña institucional para que este año el Real Madrid lo gane todo. Y por eso creen que es importante denunciarlo.

Gerard Piqué tomó el mando para censurar esta situación al final del partido. Lo hizo sin pelos en la lengua, provocando un incendio con el Madrid. El capitán Andrés Iniesta y otros jugadores de peso en el vestuario le mostraron su apoyo.

Culpables: los jugadores

Sin embargo, Luis Enrique no está por la labor. No quiere entrar en este tipo de guerras y prefiere dejar a los árbitros al margen. Incluso resaltó el valor de su "difícil trabajo".

Con su actitud, los futbolistas entienden que solo se desprende una conclusión clara para explicar la derrota: si el árbitro no es el culpable, es que el equipo no lo ha hecho bien.

La forma de actuar de Lucho los coloca a ellos, indirectamente, en el disparadero. Y es que en San Mamés, el técnico tiró del once de gala. Ni siquiera vale la excusa –muchas veces real– de los experimentos.

El vestuario está harto

Este episodio, aunado a la baja de Ivan Rakitic de la lista de convocados contra el Villarreal, aumenta las diferencias entre la plantilla y el cuerpo técnico.

Los jugadores están hartos de Luis Enrique, de su forma de hacer y de su autoritarismo, como desveló Diario Gol recientemente.

Este es un nuevo capítulo que aleja más a las dos partes. Que alimenta la posibilidad de que Lucho se vaya a final de temporada.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad