El gol de Florentino Pérez al Barça con el nuevo Santiago Bernabéu

stop

El presidente del Real Madrid se la quiere jugar a Josep María Bartomeu

A la izquierda, el nuevo Santiago Bernabéu; a la derecha, el Nou Camp Nou

11 de octubre de 2016 (18:54 CET)

Florentino Pérez vuelve a la carga. Sigiloso y tenaz, el presidente del Real Madrid ha demostrado una vez más por qué tiene fama de ser uno de los mejores empresarios de España. Este martes ha presentado las bases de lo que será el nuevo Santiago Bernabéu y todo parece indicar que ganará por goleada al proyecto que tiene el Barça para el Nou Camp Nou.

Sin ir más lejos, Florentino ha asegurado que el acuerdo con Ipic para patrocinar y construir el nuevo estadio cubre una inversión de 400 millones de euros. Se trata de un pacto sin precedentes para que, a la postre, el Madrid solo ceda a la marca árabe –que engloba la petrolera Cepsa– el apellido del Santiago Bernabéu.

Más ingresos, más moderno y más avanzado

El presidente del Madrid ha confirmado que el estadio se seguirá llamando igual pero que, además, contará con un apellido. Se trata del mismo formato que en su momento anunció el FC Barcelona, basado en tres puntos para cubrir la financiación. No han trascendido los entresijos del acuerdo que tiene el Madrid con Ipic, pero en el caso del Barça, el club ha dicho por activa y por pasiva que aspiraban a ingresar 200 millones de euros con el title right del estadio. "A lo sumo, 300 millones", según reconocen a Diario Gol fuentes del club.

El nuevo Santiago Bernabéu no solo estará sufragado por una empresa ajena al club que invertirá prácticamente el doble de dinero del que parece que recolectará el Nou Camp Nou, sino que además será un estadio más moderno, con una cubierta completa y fachada blindadasel nuevo Camp Nou tendrá un cuadrado central sin cubrir y contará con una fachada abierta– y que ya cuenta con el visto bueno del Ayuntamiento de Madrid.

Fuga de 'partners'

Según anunció la propia alcaldesa de la capital española, Manuela Carmena, las dos partes han sido capaces de superar "una guerra de nadie"debido a su fuerza de voluntad: "A veces se nos olvida que una característica del ser humano no es la agresividad, sino la cooperación, y eso significa escuchar y solventar problemas".

El último problema que el nuevo Santiago Bernabéu puede acarrear al Barça es la fuga de patrocinadores. El club blanco está negociando con otras empresas importantes para que se involucren en el proyecto a cambio de una cuota de protagonismo. Al parecer, entre estas compañías habría algunas de las que había sondeado el Barça para poner el apellido del Nou Camp Nou.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad