El fichaje galáctico de Florentino Pérez para el Real Madrid que mira casa en Barcelona

stop

La puja por el gran crack está servida

El jugador del Barça pillado con una camiseta del Real Madrid | EFE

07 de marzo de 2017 (16:39 CET)

Mueven hilos. Con la temporada en pleno auge, el trabajo de los peces gordos también se huele en los despachos. Mientras que el cuerpo técnico y los jugadores sacan su mejor versión sobre el terreno de juego, los responsables planifican la próxima temporada bajo total secretismo.

El Real Madrid y el FC Barcelona no son una excepción. Ambos equipos tienen el radar activado. Las secretarías técnicas no pierden pista de los cracks internacionales y de las perlas más preciadas.

Tanto merengues como culés buscan refuerzos para el verano. Los últimos acontecimientos vividos, tanto en el seno madridista como barcelonista, han acentuado la necesidad de hacerse con refuerzos. Deben apuntalar el equipo para el futuro próximo.

La gran perla levanta pasiones

Varios deseados suenan en ambos equipos. Los dos peces gordos españoles desean ir al acecho por los hombres de moda, por lo que en más de un caso deberán competir para hacerse con los principales deseados.

Bernardo Silva es el claro ejemplo de ello. El extremo derecho luso está en el punto de mira de los principales clubes. El joven atacante del Mónaco se está marcando una gran temporada, por lo que levanta pasiones a nivel internacional.

Su caché no para de crecer. El toque y la magia que destapa partido tras partido le han convertido en una de las piezas más codiciadas de la Ligue 1. Con más de 3.000 minutos en sus botas, es una de las fichas claves del Mónaco.

De hecho, ya ha marcado nueve tantos y ha cocinado otras ocho asistencias. Y es que más allá de su olfato goleador, Bernardo es magia pura. Un crack en plena explosión que apunta maneras.

La puja está servida

Tanto el Madrid como el Barça se han interesado por el de Lisboa. Mientras que Florentino Pérez lleva varias semanas tanteando la operación, parece ser que en los últimos días los azulgranas han ganado ventaja.

Según desvelan voces del entorno culé, Silva se habría puesto en contacto con André Gomes para preguntarle por su casa.

El centrocampista barcelonista vive de alquiler en la casa de Cesc Fábregas. Cercano a Leo Messi y Luis Suárez, el fichaje de Luis Enrique también es vecino de Castelldefels.

Al parecer, desde Mónaco, Bernardo ya mueve hilos. Sin embargo, nada está hecho. Todo son rumores y los peces gordos tendrán opción a pujar por la gran perla en verano. ¿Quién dará más?