El fichaje del delantero del Barça enfrenta a Messi con Neymar 

stop

El club azulgrana busca un delantero para reforzar la MSN

Messi, Neymar y Suárez celebran un gol ante el Espanyol

30 de julio de 2016 (12:01 CET)

Guerra fría. En pleno mercado de fichajes estival, el FC Barcelona sigue buscando sus refuerzos para el nuevo proyecto de Luis Enrique de cara a la temporada 2016-2017. Tras cuatro fichajes para las líneas defensivas y el centro del campo, el club azulgrana busca un cuarto hombre capaz de dar aire fresco a la MSN. Y es que Lucho tiene a sus titularísimos para la zaga ofensiva, pero necesita un delantero de garantías en la recámara.

En este caso, el debate por el fichaje del quinto refuerzo del mercado ha desatado diferencias en el vestuario culé. Cada jugador tiene sus preferencias y así lo intercambian entre ellos. De hecho, los pesos pesados de la plantilla son los que más opinan, ya que el tridente sabe que la nueva llegada será clave a lo largo de la temporada. El hombre que llegue será el sustituto de la MSN y el que deberá cubrir la posición si alguno de ellos sufre un percance.

Por su parte, los dos jugadores que meten más mano son Leo Messi y Neymar. Y es que las dos piezas decisivas del tridente tienen sus propias preferencias. En este sentido, el brasileño es el que tiene su opinión más clara. Tras la marcha de Adriano y Dani Alves, el crack desea que llegue un compatriota suyo al banquillo barcelonista. Necesita apoyos. Neymar quiere volver a hacer piña y necesita aliados dentro del equipo. Por ello, el brasileño tiene debilidad porque llegue un delantero de Brasil al Barça. En este caso, desde el entorno del delantero se ha propuesto este deseo del futbolista. Luis Suárez y Messi son uña y carne, por lo que Ney también quiere un 'amigo' dentro del vestuario azulgrana.

En cambio, Messi es más partidario de que llegue otro perfil de jugador. Y es que con Luciano Vietto fuera de órbita, Leo tiene varias alternativas más cercanas a su posición. Sin embargo, la última palabra la tiene el club. Sea como fuera, el jugador que llegue será un apoyo para uno de los dos. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad