Florentino Perez | EFE

El fichaje del año no es de Florentino Pérez: ¡Trueque bomba! Messi tiene galáctico sorpresa en el Barça

stop

Bartomeu tiene entre manos una oportunidad para llevarse un crack para el conjunto culé

22 de diciembre de 2019 (18:55 CET)

Después de un año y medio para olvidar de Phillippe Coutinho en el FC Barcelona, parece que el crack brasileño va encontrando su sitio en el Bayern de Múnich. Y en los despachos culés ya se frotan las manos. Porque la operación del año no ha llevará a cabo Florentino Pérez en el Real Madrid. Lo hará el club catalán.

El futbolista aterrizó en el Camp Nou procedente del Liverpool a cambio de 160 millones de euros entre fijos y variables. Llegó como el galáctico que tenía que hacer olvidar a Neymar.

En su fichaje se invirtieron los millones que quedaban de los 222 ‘kilos’ de la venta de Ney al Paris Saint-Germain tras haber dilapidado más de la mitad en la compra de Ousmane Dembélé. El francés costó 140 millones entre fijos y variables.

Dembélé, motivo de preocupación | EFE

De poco a mucho menos

Los primeros meses del crack en el club dejaron mucho que desear. No los de Dembélé, que también, sino los de Coutinho.

Desde el club se apeló a que acababa de llegar y a que necesitaba minutos para seguir adaptándose. Pero no hay más ciego que el que no quiere ver. Y no hicieron falta muchos más partidos para confirmar lo que era un secreto a voces en can Barça. Coutinho no encajaba.

Coutinho firma su sentencia

Parecía que las cosas podían cambiar cuando anotó el tercer gol en la vuelta de los cuartos de final contra el Manchester United. Pero a los pocos segundos se encaró con la afición con el famoso gesto de los dedos en los oídos. Y firmó su sentencia.

Phillippe Coutinho

El brasileño fue contando cada vez menos, Dembélé le ganó la titularidad y el brasileño fue enviado a la rampa de salida en una de las mejores decisiones tomadas por la directiva en todo su mandato. Y el tiempo va confirmando esta sentencia.

Coutinho encuentra su sitio

El media punta está siendo uno de los jugadores clave del conjunto alemán este curso. Ha jugado 22 de los 23 partidos que ha estado disponible para el técnico, siendo titular en 16 ocasiones. Y en su haber suma 7 goles y 7 asistencias. Y ni con el cambio de técnico han cambiado las cosas para Phillippe. Hans-Dieter Flick cuenta tanto con él como lo hacía Niko Kovac.

El jugador se ha ido convirtiendo así en una pieza imprescindible en un equipo que no atraviesa su mejor momento. Actualmente son terceros en la Bundesliga. Además, todavía está intentando renovarse para volver a lo más alto desde las salidas de Ribery y Robben.

El Barça prepara la venta de Coutinho

Una situación con la que en la capital catalana ya se frotan las manos. En el acuerdo de cesión dispusieron una cláusula de compra de 120 millones de euros y la confianza en que la ejecutarán no deja de crecer.

En el Camp Nou necesitan cash para sanear cuentas. Por un lado, para afrontar con fuerza el próximo mercado estival. Por otro, para seguir adelante con tranquilidad con las obras del Espai Barça. Y los 120 kilos de Coutinho irían de lujo para las arcas culés.

Trueque bomba

Sin embargo, antes de aceptar la venta, en caso de que todo vaya sobre lo previsto, Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y compañía barajan otra opción. En la ciudad condal interesa un efectivo bávaro y valoran meterlo en la operación.

En el Barça hace tiempo que buscan afianzar el lateral derecho. Fichar una pareja de baile de garantías para Nelson Semedo y contar de forma definitiva con Sergi Roberto como jugador del centro de campo. Y Joshua Kimmich es una de las opciones en la cartera de Abidal.

Un crack para Messi

El zaguero de 24 años es un puñal en ataque y tiene una recuperación rápida, lo que cumple con el perfil que buscan en el conjunto catalán. Un Jordi Alba para el carril diestro que cubriera las espaldas a Leo Messi y que le nutriera de balones como hace el de L’Hospitalet del Llobregat.

Teniendo en cuenta que el valor de mercado de Kimmich es de 80 millones de euros, el trueque se cerraría en Coutinho a cambio del germano y 40 millones de euros. Negocio redondo para el conjunto culé y con el que el Bayern ganaría un crack que se adapta perfectamente a sus necesidades.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad