El fichaje de Neymar por el Barça desata un nuevo escándalo

stop

El club azulgrana amenaza con ir a los tribunales y devalúa la figura de Paco Alcácer

13 de septiembre de 2016 (20:20 CET)

El fichaje de Neymar Júnior por el FC Barcelona todavía trae cola. La entidad azulgrana estudia acudir ante los tribunales –tanto a la FIFA como a la justicia ordinaria– para reclamar al Santos FC el incumplimiento de una cláusula contractual que se estableció en la etapa en que el delantero brasileño fichó por el club catalán. Se trata de la venta de Gabriel Barbosa, más conocido como Gabigol, al Inter de Milán.

Como ya anunció GOL durante el verano, el Barça tenía entre ceja y ceja el fichaje de un delantero brasileño. Sonaron varios nombres, como Gabriel Jesús (actual jugador en propiedad del Manchester City pero que sigue jugando en el Palmeiras) y Luan (centrocampista ofensivo de Gremio), pero el favorito era Gabigol. No en vano, el club había pagado un derecho preferente por él en 2013: 2,9 millones de euros.

Este derecho significaba que en caso de que el Santos recibiese una oferta por Gabigol, debía ponerla en conociemiento del Barça, que tendría derecho a igualarla. Sin embargo, el club brasileño, enemistado con el catalán y enfrentados en los tribunales por cómo se produjo el traspaso de Neymar, incumplió el acuerdo. El Santos vendió a Gabigol al Inter por 29,5 millones de euros.

Amiguismos

Se da la circunstancia de que, ante esta problemática, el Barça descartó el fichaje de Gabigol. El club azulgrana, finalmente, pagó 30 millones de euros (más dos en variables) al Valencia por Paco Alcácer. Un jugador que en la última semana de fichajes parecía imprescindible para el club porque era la única opción real que quedaba sobre la mesa. La realidad es que Gabigol estaba por delante en la lista.

En el Barça hay un fuerte mosqueo por este asunto. Gabigol no solo era más preferido que Alcácer –más allá de otros nombres como Nolito, Gameiro, Demebelé o Vietto–, sino que además hubiese salido ligeramente más barato. Además, su fichaje interesaba mucho porque se trata de un buen amigo de Neymar y al Barça le interesa que el brasileño se sienta arropado en el club, especialmente tras la marcha de Dani Alves. Ahora, como dice el propio Neymar, su "hermano" –"my bro", publicó en redes– es Rafa Alcántara.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad