El fichaje de Luis Enrique que el Barça no puede pagar

stop

La prioridad máxima para el mercado de invierno

Luis Enrique en rueda de prensa

31 de diciembre de 2016 (11:33 CET)

¡El saco no da para tanto! El mercado de fichajes invernal está a la vuelta de la esquina, por lo que el FC Barcelona ya trabaja a destajo para poder cerrar los refuerzos que necesita con urgencia.

Tras firmar una ventana veraniega de lo más productiva, con seis nuevas incorporaciones, Robert Fernández necesita hacerse con un lateral derecho de primer nivel.

La baja de Alves sigue escociendo

La marcha de Dani Alves a la Juventus en verano dejó una gran vacante en su demarcación. El brasileño era titular indiscutible de Luis Enrique Martínez, por lo que debían encontrar un carrilero que tapara la fuga.

Contrariamente a lo que muchos pensaban, el Barça se centró en otros objetivos y dejó la posición en deuda. Aleix Vidal era el único recambio natural que Lucho tenía en el banquillo, pero sin embargo, el catalán no había contado para el asturiano.

En este caso, en el arranque de temporada, el técnico culé corroboró lo que era un secreto: el de Valls no cuenta para él. Sergi Roberto ha suplido la ausencia de Alves, aunque el canterano ha dejado mucho que desear.

Con una dedicación y una implicación digna de admirar, el joven de Reus lo ha intentado por todos los medios. Aun así, su polivalencia no ha podido con las exigencias y el desgaste; su posición natural no es la de lateral y se nota.

El lateral derecho, una prioridad máxima

El equipo barcelonista necesita un carrilero de primer nivel. Conscientes de ello, esta será la prioridad para el mercado invernal.

Muchos han sido los nombres que han ido sonando, aunque en los últimos días se ha desvelado uno que parece gustar mucho a Luis Enrique. El portugués Nélson Semedo es uno de los futuribles más deseados por el asturiano.

A sus 23 años, el lateral derecho del Benfica levanta pasiones entre los peces gordos de Europa. De hecho, se ha convertido en una pieza clave del conjunto luso, con más de 2.000 minutos disputados esta temporada.

Ahora bien, tal como asegura A Bola, el gran hándicap que frenaría la operación sería el alto precio de compra. El Benfica tiene marcada una alta cifra de salida por el jugador, por lo que los intereses del Barça habrían menguado. El casting sigue abierto.