El fichaje bomba del PSG para jugar contra el Barça que fastidia al Real Madrid

stop

Unai Emery pide un refuerzo de primer nivel que también está en la lista de Florentino Pérez

Florentino Pérez se entromete en uno de los fichajes del FC Barcelona | EFE

15 de diciembre de 2016 (14:12 CET)

Guerra entre el Real Madrid y el París Saint-Germain por un crack mundial. Los dos poderosos clubes europeos se disputan el fichaje estrella del mercado de invierno.

Este enero se prevé movido. Especialmente para el Real Madrid si consigue librarse de la sanción de la FIFA, cuya fecha de aplicación todavía no ha trascendido.

Florentino Pérez ,en previsión de que se pueda fichar, tiene marcado un fichaje entre ceja y ceja: Julian Draxler.

El crack del Wolfsburgo, enfrentado con la cúpula del club alemán por no facilitar su salida, dependerá de posibles salidas del club blanco que, ahora, no son probables.

Draxler es el elegido

James Rodríguez e Isco Alarcón son los dos centrocampistas en las quinielas para abandonar el club de Chamartín. Pero todo apunta a que finalmente se quedarán.

Por tanto, la necesidad del Madrid será menor que la de otros competidores. Es el caso del PSG, que busca refuerzos urgentes este enero.

Con la eliminatoria contra el Barça en los octavos de final de la Champions a la vuelta de la esquina, Unai Emery ha disparado las alarmas: quiere refuerzos.

La estrategia del entrenador vasco pasa por ceder a Jesé Rodríguez a Las Palmas en enero para poder fichar a Draxler, que no ha jugado en competiciones europeas este año.

El Wolfsburgo asume su marcha

Florentino lo ve como un mal menor. Si finalmente no le hace falta el fichaje y, además, sirve para reforzar a un rival directo del Barça... Bienvenido sea.

El presidente del Wolfsburgo, el español Francisco Javier García Sanz, lo tiene claro: ya ha comunicado a Draxler que si llega una oferta interesante por él será traspasado en este mercado de invierno.

El club alemán ya tiene previsto quien será su sustituto: el internacional holandés del Ajax Riechedly Bazoer (20 años) por el que han pagado 12 millones de euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad