El escándalo en la celebración de Messi, Suárez y cía en la Liga del Barça | EFE

El escándalo en la celebración de Messi, Luis Suárez y Piqué (“¡Asco!”) en la Liga del Barça

stop

Lo que no cuentan sobre el título culé

28 de abril de 2019 (10:45 CET)

Todo estaba preparado para el alirón del FC Barcelona. Una victoria contra el Levante le daría el octavo título de Liga al club culé y la segunda consecutiva a Ernesto Valverde, y en la ciudad condal llevaban días hablando de la fiesta que se estaba preparando en el Camp Nou para el post partido. Aunque a decir verdad, la celebración del campeonato no tuvo nada de fiesta.

Luis Rubiales, presidente de la RFEF entregó el trofeo al equipo y posteriormente hubo espectáculo de música y fuegos artificiales. También el típico corrillo y algún que otro cántico. Pero ahí terminó todo lo que había preparado para la ocasión.

Corrillo titulo barça

¿Celebración de un título o un funeral?

A continuación, los jugadores, acompañados de sus hijos y con sus mujeres rondando por ahí, dieron una vuelta de honor ante un estadio que se iba vaciando paulatinamente. Fueron pocos los que se esperaron hasta el final de la velada. Y es que la celebración de los jugadores sobre el césped no pudo ser más descafeinada.

Hasta Gerard Piqué se dio cuenta del asunto e intentó resucitar a los seguidores que todavía  estaban presentes en el estadio provocando una ola en la grada. Pero eso fue todo. El resto de jugadores pululaba sobre el verde en una actitud muy lejana a cualquier comunión con los aficionados. Algo que fue duramente criticado por un   importante sector de la afición y de la prensa.

Gerard Pique titulo

Decepción entre los aficionados del Barça

Muchos denuncian la poca ilusión que mostraron al ganar el título, a lo que algunos apuntan que han dado la misma importancia que si fuera la Copa del Rey. Y piden respeto a unos aficionados que cada año pagan religiosamente su carnet y que se pasan el año esperando momentos como el de este sábado. “¡Asco!”, se podía escuchar entre algunos de los seguidores que no tardaron en abandonar el estadio al ver la desidia de los jugadores culés.

Además, critican que las celebraciones “se han convertido en un Chiquipark” y que la presencia de todos los hijos de los futbolistas diluye todavía más el ambiente festivo. Y no solo eso: algunos subrayan el hecho de que no se sacara ni una sola bandera catalana.

Un cúmulo de detalles que llevaron a la mayoría de asistentes a dejar rápidamente las gradas. Para ver lo que había que ver, mejor no comerse atascos”, decía más de uno a la salida del estadio.

Algunos intentan proteger a los jugadores apuntando que si no lo celebraron fue por culpa de la fuga de seguidores. Pero si algo no se puede reprochar a los seguidores culés es precisamente la fidelidad al equipo. Anoche llenaron el estadio. Y si se fueron fue por el escándalo de celebración que tuvo lugar en el feudo culé. Y sí, pueden estar pensando más en el Liverpool, pero no se gana Ligas todos los días. Al fin y al cabo, solo se han ganado 26 en más de 115 años de historia. Los barcelonistas merecen algo más.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad