Philippe Coutinho | EFE

El escándalo con Coutinho (y no es que “No sirve ni para jugar en el filial”) que estalla en el Barça de Messi, Luis Suárez y Piqué

stop

El lío con el brasileño en el Camp Nou

07 de febrero de 2019 (13:52 CET)

Cuando minutos antes de que arrancara el Clásico en el Camp Nou de la pasada noche se supo que Leo Messi no iba a ser titular, el bajón entre la afición culé fue más que notable. Entre otras cosas porque da la sensación de que este Barça es otro si el argentino. Por no decir que deja de ser un equipo top.

Y eso que el equipo que presentó ayer Ernesto Valverde ante los de Santiago Solari fue el de gala a excepción de la entrada de Malcom por Messi. Un once en el que sí que estaban Suárez, Rakitic, Arthur, Busquets, Alba, Coutinho…sí, aunque muchos no se dieran cuenta, el brasileño estuvo en el campo.

Una vez más, el carioca volvió a decepcionar. No es la primera vez y no parece que vaya a ser la última. El problema es que Coutinho (en teoría el segundo mejor jugador de la plantilla tras Leo) no puede fallar tanto en partidos de este nivel.

Philippe Coutinho | EFE

Y eso, como se vio ayer cuando fue sustituido, la grada lo sabe. “No sirve ni para jugar en el filial” se pudo oír en la tribuna del feudo azulgrana.

El escándalo de Coutinho

Pero el escándalo de Philippe no se queda precisamente en el terreno de juego. Y es que fuera de él, su caché está bajando tan en picado que jugadores como el propio Messi o Piqué ya no esconden el drama.

Fichado a golpe de talonario al más nutro estilo Florentino Pérez y siendo el jugador más caro de la historia del club, muchos consideran que ha sido un error y que estarían encantados de perderlo de vista.

Coutinho  | EFE

El problema es que su nivel es tan bajo que las ofertas que llegan por él en ningún caso pasan de los 90 millones. Es más, el único que está dispuesto a llegar a esta cifra es el PSG, que, si algo tiene, es dinero.

Un escándalo teniendo en cuenta lo que costó. Los 160 millones entre fijos y variables han pasado a ser casi la mitad en menos de dos años. Una situación que preocupa al vestuario (cuentan que el estado anímico del brasileño es cada vez peor) y, sobre todo, a la directiva, que ve como uno de sus activos no para de perder valor. Y ojo que cuando Dembélé se recupere puede empezar a chupar banquillo de nuevo…

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad