El crack venezolano que pasa del Barça

stop

Uno de los jugadores pretendidos por Luis Enrique dice "no"

Luis Enrique

14 de septiembre de 2016 (17:39 CET)

El FC Barcelona ha recibido un nuevo paquete regalo en las oficinas del club: un saco de calabazas. Efectivamente, no es la primera vez este verano que dan calabazas al club, así que los conserjes ya se van acostumbrando. El último recambio que tenía Luis Enrique en la cabeza para reforzar el lateral derecho y sustituir a Aleix Vidal ha dicho "no".

Roberto Rosales se dejó querer un poco. Es normal. El lateral venezolano juega en el Málaga y, a pesar de ser allí titular indiscutible, igual que en la vinotinto, no se puede permitir no escuchar a un club tan poderoso como el Barça, que le daría opciones por pelear en las mejores competiciones del mundo. Sin embargo, tras madurarlo mucho, ha decidido pasar.

Rosales sabe que el interés del Barça puede ser fugaz y que allí no tendría los minutos asegurados. De hecho, llegaría para hacer de suplente de Sergi Roberto. En el Málaga le han demostrado por activa y por pasiva que lo quieren, que confían en él y, por el momento, Rosales prefiere seguir fiel al equipo que le dio más oportunidades. Por esto mismo ha renovado su contrato hasta 2019.

Con los pies en el suelo

El venezolano de 27 años tenía contrato con el Málaga hasta final de temporada y tonteó con otros clubes en verano. El que iba más en serio era el Rubin Kazan, pero Rosales lo descartó. El Barça es otra liga y sería un sueño. Pero Rosales prefiere tocar con los pies en el suelo. De momento, su cabeza está en Málaga, como él mismo ha declarado.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad