El crack del Barça que va con el Real Madrid ante el Atlético

stop

Las semifinales de la Champions dividen al vestuario de Luis Enrique

División en el vestuario del Barça sobre las semifinales de la Champions | EFE

01 de mayo de 2017 (23:24 CET)

Mienten los que digan que no van a seguir la semifinal de Champions League que enfrenta a los dos rivales más fuertes del Barça en la Liga española.

Real Madrid y Atlético de Madrid se verán las caras en una eliminatoria a muerte, donde hay muchas cuentas pendientes. Los del Cholo Simeone se dejarán la vida si hace falta.

La constancia del equipo rojiblanco pasará a la historia por la cantidad de veces que han aprendido a caerse, para volverse a levantar. Eso es parte del cholismo.

Sin embargo, la filosofía de juego del técnico argentino, aunque pregona la solidaridad y el hacer equipo por encima de todo, también tiene puntos negros.

Algunos valores que caracterizan al Atleti han sido duramente criticados en los últimos años: juego rácano, brusco, excesivamente duro.

Los futbolistas del Atleti la saben tocar, pero renuncian a ese tipo de juego. Se sienten más cómodos cerrados atrás, defendiendo con el cuchillo entre los dientes.

¿Sinceros o traidores?

Ese tipo de planteamientos los ha sufrido el Barça en infinidad de ocasiones y muchos azulgrana no pueden ni ver al cuadro rojblanco. No en vano, el Atlético quitó una Liga al Barça en el Camp Nou y lo eliminó dos veces en cuartos de la Champions.

Esos mismos años coincidieron con que los rojiblancos llegaron a la máxima final europea. Las dos veces contra el Madrid. Las dos veces perdieron.

Eso hace que el fútbol les deba una. Y, por ello y por la fuerte rivalidad Barça-Madrid, la mayor parte del vestuario azulgrana apoyará al Cholo y los suyos.

Pero no todos. Hay jugadores que le tienen tanta tirria al equipo colchonero que han dicho abiertamente que esperan que pierda.

El cabecilla de los que sostienen esta tesis es uno de los pesos pesados de la plantilla: Neymar. Otros, como André Gomes, piensan igual. El portugués tiene muchos amigos de la selección lusa en el Madrid.