El crack del Barça que planta cara a Luis Enrique en caliente

stop

El vestuario azulgrana envía un mensaje contradictorio al del técnico asturiano

Luis Enrique Martínez, noqueado durante el Barça-Málaga (0-0) | EFE

20 de noviembre de 2016 (13:39 CET)

Voces en el vestuario del FC Barcelona cuestionan a Luis Enrique Martínez. Y no es para menos. El entrenador azulgrana juega a ser entrenador este año y ha descuidado algo tan importante como es la motivación de sus jugadores.

Que contra el Málaga jueguen hasta cinco futbolistas no titulares –Digne, Denis Suárez, Arda Turan, Rafinha y André Gomes– y no salgan a comerse el mundo es difícil de explicar. Se supone que su objetivo es hacerse un hueco y aprovechar las pocas oportunidades que lleguen.

El empate contra el Málaga, por mucho que se produjesen ocasiones de gol como para ganar, fue por falta de actitud. Y así lo confesó Gerard Piqué, contradiciendo a Luis Enrique.

Presupuestos descabellados

El técnico asturiano dijo en rueda de prensa que ponía una nota de notable alto a todos sus jugadores. Por igual.

Piqué, en zona mixta, volvió a ejercer como el futuro presidente del Barça que ya se ha ganado la confianza –y el voto– de Pep Guardiola, entre otros.

El central catalán fue claro y contundente:  "Somos el Barça y no nos podemos excusar en las ausencias. Tenemos jugadores que valen mucho dinero y un presupuesto que es una barbaridad si lo comparamos con el del Málaga. No hay excusas para no ganar".

Nueve veces más presupuesto

El presupuesto de gastos del FC Barcelona para esta temporada es de 663 millones de euros. El del Málaga, por su parte, asciende a unos 70 millones solamente. La estrella del cuadro andaluz, Sandro Ramírez, es precisamente un descarte azulgrana.

Es por ello que Piqué dio un toque de atención al entrenador: "Es preocupante que hayamos perdido tantos puntos en casa (siete de 18). Nadie quería empatar ante un rival que en teoría teníamos que ganar. Hemos perdido dos puntos".