El crack del Barça que intentó dejar tirado a Valverde (y lo volverá a probar en enero) | EFE

El crack del Barça que intentó dejar tirado a Valverde (y lo volverá a probar en enero)

stop

El técnico azulgrana tiene a jugadores descontentos en la plantilla

06 de septiembre de 2017 (19:10 CET)

A falta de concretar si Arda Turan cierra su marcha de Barcelona para jugar en su Turquía natal –el mercado cierra el 8 de septiembre- Ernesto Valverde no ha conseguido aligerar su plantilla tanto como hubiese querido.

El técnico culé reclamó a su directiva que diera salida a varios futbolistas con los que no contaba pero la dirección deportiva, en su línea de este verano, no ha conseguido alcanzar los objetivos fijados.

Uno de los futbolistas que ha causado mayores quebraderos de cabeza en los despachos barcelonistas es André Gomes. El portugués fue uno de los fichajes estrellas del año pasado al llegar desde Valencia por 35 millones de euros y su salida este año era una prioridad.

La intención del Barça era recuperar parte de la inversión realizada o al menos conseguir que el jugador se revalorizara en otro equipo, pero las ofertas que llegaron no satisficieron las expectativas y Gomes seguirá en el Barça, al menos hasta enero.

Comprometido hasta enero

El desencanto de la afición con el rendimiento de Gomes se ve correspondido con la desilusión del luso con el proyecto azulgrana. Tras haber estado a punto de fichar por el Real Madrid, el ex valencianista llegó a un equipo sin identidad y siente que se ha convertido en la cabeza de turco de los errores institucionales.

Por ese motivo, Gomes instó a Jorge Mendes a buscarle un destino este mismo verano donde pudiera jugar sin la presión a la que se ha visto sometido en el Camp Nou. Quiere ser importante en su selección y para eso necesita jugar con regularidad.

Aunque la idea de André no se ha cumplido, no pierde la esperanza. Espera contar con oportunidades durante el primer tramo de la temporada pero ya piensa en enero. Para entonces, el overbooking en la medular catalana obligará a buscar una salida, y espera que sea la suya.