El chivatazo del Barça que tiene a Florentino Pérez y todo el Real Madrid sin pegar ojo | EFE

El chivatazo del Barça que tiene a Florentino Pérez sin pegar ojo

stop

El presidente del Real Madrid pone en tela de juicio a Bartomeu

26 de octubre de 2017 (21:36 CET)

La guerra entre el FC Barcelona y el Real Madrid vuelve al marco económico. Si bien en lo deportivo, el club azulgrana lleva ventaja por su liderazgo en Liga, las urgencias son más elevadas.

El Barça anhela volver a ganar. Lo necesita. Mientras que el Madrid respira mucho más tranquilo pese a esos cinco puntos de desventaja. Las sensaciones de los blancos son de poderío.

En lo económico, la batuta también está a favor del club de Florentino Pérez. Aunque la disyuntiva es similar a la deportiva: el Barça ingresó más el curso pasado, pero tiene menos estabilidad.

El club azulgrana facturó 708 millones de euros, por los 690 ingresados en el Bernabéu. Pero también ha gastado más en fichajes en los últimos años, tiene los salarios más altos y una deuda muy elevada: 247 millones de euros.

Es por ello que Josep María Bartomeu y sus directivos de confianza están moviendo hilos para negociar el acuerdo de patrocinio más fuerte de la historia del Barça: el que ponga nombre al Camp Nou. Florentino dispara las alarmas.

La empresa que ha entrado en juego en las últimas horas es Grífols. Precisamente, la única compañía catalana del Ibex35 que no se ha ido de Catalunya tras el desmadre político.

400 millones por 30 años

El acuerdo que se ha filtrado es de 400 millones de euros por un total de 30 años. En realidad, es una cantidad anual relativamente pequeña: 13 millones por curso.

Pero al club catalán le conviene tener cuanto antes el cash necesario para hacer frente a los 600 millones de euros presupuestados en el nuevo Camp Nou.

Sin embargo, la propia empresa ha pasado a la acción en las últimas horas para desmentir los rumores: "En relación a la noticia difundida sobre las negociaciones entre Grifols y el FC Barcelona para asociar su nombre al Camp Nou, la compañía no contempla ningún patrocinio de este tipo".

Los últimos comentarios apuntan que se trataba de una filtración falsa con la idea de dar voz mediática a la única empresa que resiste la tensa situación catalana. Justo uno de los días clave en el Parlament.