El 'caso Messi' se cobra la primera víctima en el Barça

stop

La directiva del club azulgrana ejecuta a un alto cargo como cabeza de turco

Albert Soler (foto) fulmina a Pere Gratacós | EFE / FCB

13 de enero de 2017 (19:04 CET)

Ejecución. Medidas drásticas. Castigo ejemplarizante. Todos estos calificativos sirven para definir la última y sonada decisión que sale de los despachos del FC Barcelona.

La cúpula ejecutiva del club azulgrana se ha cargado a Pere Gratacós. De la mañana a la tarde. Sin comerlo ni beberlo. Por dar una simple opinión inflada por los medios de comunicación.

Ha sido un despido fulminante. Hilvanado por uno de los máximos ejecutivos del club, Albert Soler, que tras quedar apartado temporalmente de las labores institucionales, volverá a asumir esas tareas de representación. Las compaginará con su cargo de director de deportes profesionales.

En el entorno del Barça se pedía a gritos una reacción para reconducir las relaciones institucionales con las distintas esferas del fútbol: FIFA, UEFA, Liga y RFEF. Y el club confía en Soler para liderar esta situación. Por ello, le han dado luz verde para tomar la decisión.

Polémicas declaraciones de Gratacós

Gratacós era responsable desde hace tres años de las relaciones con la Federación Española, que funcionaban mejor que ningunas otras hasta la reciente polémica de Gerard Piqué con los árbitros. Sin embargo, seguirá en el Barça vinculado al proyecto Masia 360º.

Simplemente dice adiós a sus labores en el área institucional. Desde el club aseguran que el propio Gratacós ha reconocido su error con las citadas declaraciones y que no tiene nada que ver con "presiones" de los Messi, sino con que su opinión no representa al club.

Su error fue quitar importancia al trabajo de Messi en unas declaraciones que realizó este viernes tras el sorteo de los cuartos de final de la Copa del Rey. Desde el club aseguran que "ese no es el pensar ni del Barça ni del presidente, por ello se toma la decisión".

Esto dijo Gratacós: "No fue solamente Leo [el que pasó la eliminatoria contra el Athletic], fue todo el equipo. Messi es el mejor jugador, pero no sería tan bueno sin Neymar, Suárez, Iniesta o Piqué". 

Òscar Grau también metió la pata

Desde el club están nerviosos porque Messi marca los tempos para su renovación y se lo está tomando con mucha calma. Las últimas declaraciones del nuevo director general del club, Òscar Grau, también cayeron en saco roto.

El ex jugador de balonmano dijo que el club "está trabajando" en la renovación de Messi, pero que lo hace "con sentido común", dando a entender que no van a tirar la casa por la ventana.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad