El 'caso Aleix Vidal' se va de madre

stop

La plantilla cuestiona su implicación; el entorno, el Periscope de Piqué

Aleix Vidal

21 de abril de 2016 (10:51 CET)

La situación de ostracismo que atraviesa Aleix Vidal en el Barça en el último mes se va de madre. Hasta el punto que su representante, Rodri Baster, ha pedido audiencia con el club para que alguien le explique qué pasa con su cliente. Quiere conocer de primera mano el porqué de la pérdida de confianza que Luis Enrique ha tenido en él. La plantilla cuestiona su implicación; el entorno, el Periscope de Piqué en Eibar, como apuntó Diario Gol.

Aleix es el quinto lateral. Por delante tiene a Jordi Alba, el retirado Dani Alves, el lesionado Adriano, el suplente del suplente Douglas y el reconvertido Sergi Roberto. El futbolista no termina de comprender su situación. Jugó sus últimos minutos hace más de un mes. En las últimas semanas se ha perdido algunos partidos por lesión y otros, por decisión técnica. Ni convocado. Fuentes del vestuario señalan la actitud del defensa en los entrenamientos como la causa principal de su destierro. Parece desanimado. Decaído. No le pelea el puesto a Alves.

El entorno de Vidal busca explicaciones extradeportivas. Y las encuentra. Aseguran sus allegados que la relación entre Aleix y Luis Enrique comenzó a enfriarse tras el partido de Eibar y su comentario, entre risas, en el Periscope de Piqué: "Lo mejor de hoy, parchisito y poca cosa más. El banquillo del Eibar, muy bien, con Jeremy [Mathieu] al lado, como muchas veces; vamos haciendo migas". Lo único que quiere el jugador es una explicación del entrenador. La situación en nada ayuda al equipo a conseguir los objetivos marcados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad