El brutal enfado de un jugador del Barça con Valverde ("Se está riendo en su cara")

stop

El futbolista se siente traicionado

El crack que se siente traicionado por Ernesto Valverde | EFE

10 de julio de 2017 (12:28 CET)

Marco Verratti, Dani Ceballos, Phillipe Courinho, Paulinho… La lista de pretendidos por el FC Barcelona para el centro del campo no deja de moverse cada semana. No por gusto, sino por las negativas de los cracks a recalar en el Camp Nou. El brasileño de la SuperLiga China es el único de ellos que a día de hoy tiene algún numero para poner rumbo a la ciudad condal.

Asimismo, los culés no han logrado cerrar ningún fichaje para la medular, pero sí están claras las intenciones de los responsables en esta parcela.

Urgencias

Y es que la posición de centrocampista es una de las urgencias que tiene el conjunto catalán, tal y como quedó demostrado la temporada pasada. Los hombres fichados por Robert Fernández para esta zona dejaron mucho que desear. Ninguno de los recién llegados logró alcanzar el nivel exigido en un equipo como el azulgrana.

Al final, Luis Enrique tuvo que recurrir a los pesos pesados de siempre –Andrés Iniesta y Rakitic para los partidos importantes.

Ernesto Valverde es consciente de ello y, con todo, ha exigido a los responsables refuerzos de garantías para el centro del campo. Asimismo, el Txingurri ha dejado claras cuáles son las incorporaciones que pretende. Una situación que tiene a Denis Suárez con la mosca tras la oreja.

Descartado

Valverde no se ha puesto en contacto con el jugador para explicarle sus planes para con él el próximo curso, así como tampoco ha mostrado públicamente ninguna intención de contar con él en el equipo. En otras palabras, a priori no lo tiene en cuenta para su proyecto.

No obstante, las negativas de los pretendidos pueden cambiar la situación en las próximas semanas. De momento el club no ha concretado ningún traspaso para esta zona del campo y si todo sigue igual el técnico deberá dar marcha atrás en su decisión y contar con los hombres que ya están en casa.

Pero a Denis no le gusta ser el segundo plato y el mosqueo que trae es monumental. "Se está riendo en su cara". Incluso en las redes sociales denuncian el trato que está recibiendo el jugador, que se siente ninguneado desde el club.

Los movimientos de los próximos días marcarán el futuro del canterano culé, aunque a día de hoy el enfado que arrastra es considerable. Si no llegan los fichajes, Valverde tendrá mucho trabajo para calmar los ánimos de Suárez.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad