El Barça utiliza a Cristiano Ronaldo para fichar a un crack este verano

stop

El binomio más incompatible de la Liga se une como medida de urgencia

Cristiano Ronaldo llora en el último clásico | EFE

13 de junio de 2017 (20:32 CET)

Cambio de discurso. El FC Barcelona ha dado una vuelta de tuerca a su planteamiento hacia el tridente del Barça, la MSN.

Desde la dirección deportiva del club entienden que eso de pescar en el mercado a un suplente para los tres cracks es demasiado difícil. Nadie quiere chupar banquillo.

Tras las pertinentes reuniones, el Barça hará un cambio en su estrategia. No se busca un mero suplente, sino alguien con mucha hambre y capaz de aprovechar las oportunidades.

Messi, Neymar y Luis Suárez lo juegan casi todo. Sin embargo, el curso pasado el brasileño falló por los Juegos Olímpicos, el argentino estuvo lesionado y el uruguayo también se perdió partidos en el tramo final, como la final de Copa, por sanción.

Hay partidos que los tres cracks no van a jugar y es importante que el cuarto delantero esté preparado para aprovechar esas oportunidades. Paco Alcácer no es el perfil.

CR7, ejemplo a seguir

Más allá de este punto, hay otro aspecto todavía más importante: convencer a la MSN que no deben jugarlo todo por obligación. La edad se nota y el Mundial está a la vuelta de la esquina.

Todos ellos tendrán las miras puestas en Rusia 2018. Es por este motivo que podrían ser algo más propensos de lo normal a dosificarse. Lo que ayudaría a dar minutos a ese nuevo delantero que, según parece, podría ser Ousmane Dembelé. Otra opción es Gerard Deulofeu.

Sin embargo, el gran argumento que tiene el Barça para convencer a sus cracks lo ha encontrado en el eterno rival. Es una cuestión delicada, pero el mejor ejemplo es Cristiano Ronaldo.

El delantero del Real Madrid ha descansado en muchos partidos desde enero hasta el final de temporada. Pactó parones puntuales con Zidane para no forzar la máquina.

Objetivo: hacer el mejor Barça

Y el resultado fue espectacular. Ronaldo, que arrancó mal el año por la lesión que sufrió en la final de la Eurocopa con Portugal, ha estado todo el curso entre algodones.

Pero la paciencia que le pedía Zidane y su propio autocontrol han propiciado que a final de temporada aparezca el mejor Cristiano para poner en bandeja al Madrid la Liga y la Champions.

Jugarlo todo no es siempre la mejor opción. Llegados a cierta edad, los cracks deben aprender a dosificarse para poder explotar su mejor versión en los partidos decisivos. El mensaje a la MSN es claro. Está sobre la mesa. Lo más importante es el Barça.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad