El Barça tiene un problema

stop

El equipo de Luis Enrique encara el tramo final de la temporada con muchas dudas

Luis Enrique dando órdenes en el clásico | EFE

06 de abril de 2016 (15:14 CET)

El Barça ha perdido su capacidad para intimidar a los rivales. En apenas dos semanas, el equipo de Luis Enrique se ha complicado la Liga y su continuidad en Europa. Con un punto de seis posibles en la máxima competición doméstica, el Atlético agravó sus dudas en la Champions, aliviadas por su reacción en la segunda parte y dos goles milagrosos de Luis Suárez. Pero el conjunto azulgrana no esconde que tiene un problema. Uno o varios.

El Real Madrid y el Atlético, con mucho orden defensivo, han destapado las miserias de un Barça que esta temporada ha ganado muchos partidos por inercia, por la seguridad de sus porteros y por el instinto letal de Messi, Suárez y Neymar. En el clásico, el Madrid fue mejor en las áreas y el Barça se atascó en el centro del campo. Un guión muy parecido se repitió en la primera parte del choque contra los rojiblancos.

Desgaste

El Barça ha perdido chispa y equilibrio. El equipo sufre mucho por las bandas, con las subidas de Jordi Alba. En el centro del campo, Sergio Busquets, Rakitic e Iniesta acusan el desgaste de una temporada muy exigente. Contra el Atlético, Luis Enrique sustituyó a los tres centrocampistas y dio entrada a Rafinha, Sergi Roberto y Arda Turan.

El principal problema del Barça no parece ser físico, sino mental. El equipo está saturado y los jugadores pierden muchos balones. Fallan los automatismos. En San Sebastián y en el Calderón, el campeón de Liga y de la Champions se jugará mucho. Luis Enrique necesita recuperar la mejor versión de sus jugadores. El técnico ya prepara cambios.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad