El Barça tiene programado el anuncio de un fichaje bomba para tapar el título de Liga del Real Madrid

stop

Los blaugrana se cubren las espaldas para que la caída no sea tan dura

Josep Maria Batomeu prepara un bombazo por si el Madrid se proclama campeón de Liga | EFE

01 de mayo de 2017 (20:19 CET)

El último tren de la temporada. El FC Barcelona sigue aferrándose la Liga mientras el título sea posible matemáticamente.

Los hombres de Luis Enrique tienen como gran objetivo inmediato ganar los tres partidos que quedan y esperar un pinchazo del Real Madrid que les permita cantar el tercer alirón consecutivo.

Una prioridad

Después de caer eliminados en la Champions League, la Copa del Rey nunca será suficiente para justificar la temporada, y por eso la Liga es la prioridad.

La competición del KO está muy bien para completar un doblete o un triplete, pero nunca salvará un curso en el que los aficionados han dado mucho más de lo que han recibido.

El barcelonismo ha creído en dos remontadas y, pese a que el equipo ha regalado puntos incomprensibles en campos a priori asequibles para los culés, sigue soñando con la competición de la regularidad.

Un título que incluso podría decidirse antes de lo previsto si los azulgrana no suman los nueve puntos que le quedan en juego.

El bombazo de la temporada

Por si acaso, Josep Maria Bartomeu y la directiva culé han trazado un plan para que, si ocurre, el varapalo de despedirse de la Liga no sea un golpe tan fuerte. En el seno blaugrana quieren mantener viva la ilusión entre los seguidores y la estrategia pasa cerrar la temporada con una de las mayores alegrías de los últimos años.

Para ello, en los despachos del Camp Nou tienen preparada una noticia bomba que anunciarían si la competición local finalmente se decanta hacia el costado madridista: la renovación de Leo Messi.

En el club ya tienen cerrada la continuidad del astro argentino. El de Rosario firmará hasta el 2022 y la única condición que pone el argentino es la construcción de un proyecto de garantías a partir de ya, al margen de cómo termine la temporada. Se gane el doblete o no, los responsables tienen faena por delante.